viernes, 4 de diciembre de 2009

SENDEROS DE ROCA

Lo que más llama la atención de El Faro es algo que ya dice el propio Paco en el nuevo epílogo de la obra: prácticamente es un ensayo (sin ropa) de Las calles de arena. O bien podemos decir que ésta es una versión disfrazada de El Faro, depende desde dónde miremos. En todo caso, para todos aquellos que piensan que al lado de cada verdadero autor hay una obsesión, aquí ya tienen faena.
Emotional World Tour, por su parte, me ha gustado mucho y me ha parecido de lo más divertido que le he leído a Paco. Gallardo está en su línea, con esa frescura natural que le caracteriza, pero Paco no suele moverse en registros tan espontáneos, y la verdad es que la desenvoltura con la que se maneja es envidiable.
Pero tampoco debería sorprenderme. Si algo ha demostrado Paco Roca este último par de años es su facilidad para desenvolverse en cualquier situación. Le ha tocado desempeñar un papel en el panorama del cómic español actual, y lo está sabiendo desempeñar de maravilla. Porque este último par de años, Paco no ha sido sólo un historietista, ha sido el historietista, el embajador del cómic español contemporáneo ante el resto de la sociedad. Y creo que nadie podría haber desempeñado ese papel como él. Nadie tiene esa mezcla de sencillez y descaro, esa simpatía natural y ese saber estar. Efectivamente, no puede ser casualidad que le "haya tocado" a él.
Senderos es la confirmación de que el "Efecto Roca" ha sido más que un fogonazo, y que en este momento ya se ha consolidado. Un tipo de libro como éste sólo se le dedicaba hasta ahora a autores como Jordi Bernet, y lo menciono porque sobre él acaba de publicar El Jueves un espectacular volumen escrito por Toni Guiral. Pero que se publique un libro dedicado a un dibujante de apenas 40 años que ha publicado sus obras más importantes con una editorial pequeña como Astiberri da que pensar. No sé exactamente qué es lo que da que pensar, pero algo da que pensar.
Senderos es, en parte, un libro "como el de Bernet", y en parte un libro muy distinto, lo cual es lógico, porque Paco representa algo muy distinto de lo que representa Bernet. Este libro tiene una vocación austera y sobria, es más elegante que espectacular, y ofrece más material para la lectura reposada que para la mirada deslumbrada. Ojo, con eso no quiero decir que no incluya mucho material gráfico. De hecho, me ha sorprendido la cantidad de ilustraciones, bocetos e historietas que incluye. Pero incluso la parte gráfica invita más a la lectura que a la contemplación. Aparecen aquí recogidas, por ejemplo, un montón de historietas cortas que Paco Roca ha ido dejando por diferentes publicaciones. Entre ellas está mi historieta favorita de Paco: "Como cagallón por acequia", que salió por entregas en la revista Humo, dirigida por Juanjo el Rápido entre 2005 y 2007. Son casi 40 páginas de pura comedia de situación a base de descalabros sentimentales; es muy divertida en general, y muy emotiva puntualmente, sólo cuando hace falta. En la entrevista, cuando le plantean que éste es su guión más improvisado, Paco contesta que "es lo bueno que tienen las historias por entregas. Es lo más parecido a la vida real. No puedes reescribir lo que ya has publicado (...) acabas haciendo giros que no harías en un guión convencional". Y es verdad que aquí, como en Emotional World Tour, se percibe a una bestia interior que en otros trabajos de más fuste se domestica en guiones más elaborados y moderados. Leyendo este libro he llegado a pensar si no le habrá llegado a Paco Roca el momento de inventarse un seudónimo secreto para dar salida a su Mister Hyde creativo.
Senderos, en fin, es un festival para el fan de Paco Roca. Koldo Azpitarte firma una monumental entrevista que revisa minuciosamente cada paso que ha dado el talento más sensato y trabajador de la historieta española de los 2000, y el relato que se teje en esa entrevista funciona como lección de nuestra historia viñetera reciente -los anhelos de una generación que empezaba con el milenio y qué salida han tenido diez años después- y como lección para el joven historietista que quiera saber en qué consiste esta profesión hoy por hoy en España. Básicamente: si quieres llegar a ser Paco Roca necesitarás tener mucho talento de partida, pero con eso no llega ni de coña; además hay que currar sin desmayo y buscarse las oportunidades, no quedarse esperando a que lleguen.
La entrevista es el cauce por el que discurre el libro, que se va deteniendo en otros textos de diferentes autores sobre cada una de las obras de Paco, y en el material gráfico, que no es sólo abundante, como ya he dicho, sino que además es por lo general muy oportuno e ilustrativo.
Sigo perplejo, maravillado y entusiasmado de que se haya publicado este libro en España. Ojalá sea sólo el primero y pronto veamos que Laukatu (u otra editorial) pone en la calle más títulos en esta línea. Aunque, sinceramente, no se me ocurre quién podría ser protagonista del próximo.
Actualización: Manuel Bartual acaba de colgar un vídeo con un fragmento de la presentación de Emotional World Tour ayer en la Fnac de Callao (Madrid), con Paco Roca y Miguel Gallardo. Borja Crespo hace de maestro de ceremonias.

5 comentarios:

Luis Bustos dijo...

Jaja, joer que majo es Paco Roca...que risas!

Santiago García dijo...

La verdad es que el vídeo (que Manolo ha subido sin que yo lo supiera al mismo tiempo que yo escribía el post) ilustra bastante bien lo que comentaba. ¡Menuda pareja cómica se han montado Frank Stone y Mike Gallard!

toni bascoy dijo...

Bueno, estas megaentrevistas en profundidad es un poco lo que hacíais en el U (snif... lagrimilla nostálgica).

lokodatar dijo...

Y cuantos años tiene Roca para que le hagan ya algo como Senderos, con lo que le queda por delante¡¡¡¡
Asi si.

Koldo Azpitarte dijo...

Muchas grácias, Santiago, por el comentario de Senderos.
Tony Bascoy ha nombrado al U y me alegra que lo haya hecho, ya que desde que empecé a escribir sobre tebeos, ha sido un referente ineludible para mi.
Veremos si el mercado tiene un hueco para este tipo de libros y podemos descubrir qué otros autores engrosarán la colección...