martes, 12 de enero de 2010

¡SALVAJE!

Se me van pasando las semanas sin comentar algunos tebeos que me han gustado bastante últimamente, y como eso no puede ser, voy a intentar ponerle remedio aunque sea con un breve comentario, porque de justicia es reconocer el talento, que no abunda tanto como algunos creen.

Por ejemplo, Prison Pit 1 (Fantagraphics, 2009), de Johnny Ryan, una auténtica burrada de uno de los iconoclastas consagrados (valga la paradoja) del cómic americano contemporáneo. Prison Pit es la primera entrega de una serie, y se presenta con 120 páginas en blanco y negro y formato de bolsillo. El argumento es muy sencillo: el atrabiliario protagonista es arrojado a un planeta prisión poblado de la peor ralea del universo. Allí se lía a hostias con todo lo que se le pone por medio en un festival de combates cuerpo a cuerpo hiperviolentos y sanguinarios. El tono lo marca el título del capítulo 1, "Fucked", o incluso mejor aún, el del capítulo 2, "Mega-fucked". Ryan dibuja como un niño en los márgenes de un libro de texto, pero hay una sofisticación adulta subyacente en lo que dibuja. No es nada inocente, y no sólo porque el libro sea un catálogo de escenas escatológicas que un crío no podría ni empezar a concebir. Aunque, eso sí, si las concibiera, probablemente las ejecutaría de la forma tan extrema en que las ejecuta Johnny Ryan. Los diálogos son igual de depurados que el apartado gráfico: "Te voy a partir por la mitad y me voy a poner tus pulmones de calzoncillos". No estoy siendo irónico: saber escribir es, como el decoro, una cuestión de saber comportarse como demanda cada momento, y Prison Pit demanda esto. Es un tebeo liberador, una catarsis con cuatro rayajos que produce una cierta emoción física en su lectura. No me divertía tanto desde que leí Tokyo Zombie (1998), de Yusaku Hanakuma. De hecho, para confirmar mi impresión, me he ido a por el tomo de Tokyo Zombie y, al revisarlo, he descubierto que en la contraportada había una cita precisametne de Johnny Ryan: "Este libro es la hostia de impresionante. Tokyo Zombie es retrasado, raro, violento, bizarro, horripilante, hilarante y pornográfico. En otras palabras, todo lo que debería ser un cómic y algo más".
Nada es casualidad.

4 comentarios:

toni bascoy dijo...

Y este Tokyo Zombie no tiene edición española, no?
Curioseando he dado con una americana, que supongo es la que manejas tú.
Tiene muy buena pinta.
Un saludo!

Santiago García dijo...

Sí, la edición de Tokyo Zombie que tengo yo es americana, de Last Gasp. No me suena que haya edición española. ¡Es muy divertido!

Faulkner Jr dijo...

Super fan de Tokyo Zombie!

Faulkner Jr dijo...

Y de Johnny Ryan y Becky Yuckerella :_)