miércoles, 6 de enero de 2010

EL AMISTOSO VECINO

Ya que estamos, aprovecho la inercia arácnida, y por no dejar del todo el tema de Spiderman pero ir arrimando el ascua a mi sardina, o sea, al Vecino, comento que en la charla que dimos Pepo y yo en los Diálogos del Señor Boliche hablamos un poco de la presencia del trepamuros en nuestro propio cómic. Y buscando imágenes para ilustrar la relación entre Spidey y Titán, me llevé alguna sorpresa. Reconozco que no me calenté muchos los cascos y eché mano de lo que tenía más próximo, es decir, de los tebeos que me había comprado en el Salón de Getxo y que todavía no había quitado de encima de la mesa (y ahí siguen aún, año nuevo... desorden viejo). Me llamó la atención encontrarme con esta página en Amazing Spider-Man #90 (1970, Stan Lee, Gil Kane y John Romita):
Y con esta otra en Amazing Spider-Man #113 (1972, Gerry Conway, John Romita y Tony Mortellaro/Jim Starlin):
¡Prácticamente se estaban plagiando a sí mismos en el plazo de dos años! (Para colmo, en los dos casos el enemigo era el mismo, el Doctor Octopus). No me he puesto a comprobarlo, pero no descartaría que la misma escena se repita incluso en algunos de los números intermedios. No es extraño que a todos los que leímos intensamente Spiderman de pequeños (Pepo y yo, por ejemplo) se nos quedara grabada la imagen doliente del trepamuros tirado en el sofá como una imagen quintaesencial de Spiderman. Y como todo lo que se sumerge en el subconsciente acaba saliendo a flote tarde o temprano, a Pepo le salió esto cuando se puso a dibujar El Vecino 1. Él me jura que no tenía delante ningún tebeo de Spiderman cuando lo hizo.
Y yo le creo. Lo tenía dentro.

No hay comentarios: