lunes, 8 de abril de 2013

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 90: SOMBRERERO LOCO


SOMBRERERO LOCO

Ha habido dos Sombrereros Locos en la vida de Batman. Uno de ellos (Detective 230, 1956) era un ladrón maniático con la ilusión de añadir la capucha de Batman a su colección de sombreros. El otro, el auténtico (que apareció por vez primera en Batman 49, 1948) es Jervis Tetch, un ladrón que, simplemente, está como una mismísima cabra y emula al Sombrerero Loco de la Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll. Aunque los guionistas de los tebeos, que suelen acordarse de él una vez cada siete años, no han sabido cómo atacarlo, si como genio o como chalado, como amenaza o como parodia, la serie de animación lo ha convertido en una figura patética que mueve a la compasión, al explotar sus desajustes con la realidad y el dolor que le produce un amor no correspondido. En la serie de TV, inspirándose en el coleccionista de sombreros, fue interpretado por David Wayne con la misma demencia ilimitada de la que hicieron gala todos los actores que por allí pasaron.