miércoles, 1 de febrero de 2012

BOCETOS DE BEOWULF


Como decía ayer, Javier Olivares es extremadamente minucioso en su proceso de trabajo y genera una enorme cantidad de bocetos antes de ponerse con cada página. No hay mejor curso de historieta que verle pasar por cada fase de la producción, desde los primeros apuntes a lápiz para tomar el aire a la historia y los personajes hasta las pruebas de color, el boceto de diseño de cada página y el acabado final. Vamos, que se nota que le gusta dibujar. Ojalá algún día publique alguno de sus espléndidos cuadernos de trabajo -el que hizo para los amigos como resultado de Jekyll y Hyde es una maravilla-.

He elegido nada más que un par de archivos que den una breve idea de cómo funciona la cosa. A continuación tenéis dos bocetos a lápiz; en el primero Javier está intentando diseñar uno de los escenarios principales del tebeo -el palacio Heorot-; el segundo es una de las muchas páginas que suele producir donde mezcla el diseño de personajes con el diseño de página, es decir, lo descriptivo con lo narrativo. Miniaturas rodeadas de apuntes caligráficos que parecen restos arqueológicos de alguna extraña cultura antigua que hubiese practicado el cómic.



Al mismo tiempo que va puliendo el esqueleto de la obra en blanco y negro, Javier va haciendo tentativas de color, buscando el estilo adecuado para el proyecto en cuestión. Repito: le gusta dibujar. En la cabecera de este post tenéis uno de esos intentos, un Beowulf en llamas que es de mis favoritos. A continuación, un dibujo que creo que es de los primeros a color que probó Javier y que tendría muy poco que ver con lo que aparecería en las páginas finales, pero que hasta el día de hoy me sigue gustando una barbaridad:


Pero la parte que más le gusta a Javier -o eso es lo que él siempre me dice- y también la que más me gusta a mí es la elaboración del boceto de las páginas. Porque ahí es donde verdaderamente se hace el tebeo. Todo lo anterior es escribirlo y todo lo posterior es dibujarlo, pero el momento de hacer la miniatura de todas las páginas y todas las viñetas es el momento en el que se está de verdad fraguando lo que va a ser ese cómic. Es el momento más divertido, más emocionante y más arriesgado. En el caso de Beowulf, llegamos a proyectar completo todo el libro, e incluso a dar los patrones de color básicos que debería seguir. Conociendo el guión, se puede leer perfectamente en esta versión básica. En la hoja que traigo de muestra aparecen reproducidos los bocetos de las páginas 48 a 55, que vienen a ser el clímax de la obra, la batalla final del viejo Rey Beowulf contra el dragón.


Mañana, unas pocas páginas finales.

6 comentarios:

Javi d Castro dijo...

¡que maravilla! y que rabia no poder verlo terminado :(

david rubín dijo...

Joder! Menuda rachita llevamos de tebeos ACOJONANTES y terriblemente INCONCLUSOS!!!

A ver si les toca la lotería o algo a Manel y a Javier y así entre daiquiri y daiquiri los terminan!!

CAGONTÓ!!!!!

d.

JavierOlivares dijo...

En fin, que puedo decir... que pena que un post tan bien escrito y que contiene tantos elogios para mi como dibujante, sea de una obra inacabada. Me siento responsable de su abandono y al menos, me siento orgullosamente culpable de haber contribuído a la carrera de Santiago como guionista. Camino que está siendo un placer hacer con él ( no hablemos en pasado!) en los diversos proyectos en los que estamos embarcados como pareja de autores. El futuro está ahí delante y tenemos provisiones suficientes y bastantes planes en las alforjas. Permanezcan atentos... Y gracias por vuestras palabras Javi y David.

Robur dijo...

Que guapos los dos proyectos.Yo tengo debilidad por las cosas mitologicas. No hay un boceto de Grendel? siempre me llama la atencion lo diferente que lo imagina cada persona y me encantaria ver la version de Javier Olivares

Nichtung dijo...

Disculpen el atrevimiento, ¿pero qué hace falta para que puedan terminar el proyecto? Si Olivares necesitase algunos meses de dedicación exclusiva a dicha ilustración capaz podrían poner un proyecto en kickstarter o hacer una colecta, para que tenga un sustento durante el período de trabajo y no sea interrumpido por otros proyectos. Creo que no somos sólo cuatro gatos aquellos a los que el libro nos resulta muy atractivo y me parece probable que más de uno estaría dispuesto a colaborar. He terminado releyendo estas entradas como una vez al mes y me han dejado con hambre. Genial que tengan un ejemplar garantizado en la biblioteca de The Dreaming, pero no a todos Lucien nos acepta los carnets oníricos.

Santiago García dijo...

Gracias por tus palabras, Nichtung. Javier Olivares y yo estamos ahora con otro proyecto, así que nuestro "Beowulf" tiene pocas posibilidades de salir de la Biblioteca de los libros nunca escritos (y dibujados). Pero quién sabe, tal vez dentro de un tiempo pueda dar alguna noticia nueva respecto a este proyecto.

Lo de Kickstarter es una opción que cada vez está extendiéndose más. No descarto probarlo en el futuro, desde luego.