martes, 24 de diciembre de 2013

UN TEBEO

«Te escribo porque este año quiero probar una cosa diferente en el blog. Te quiero preguntar cuál ha sido tu tebeo favorito del año, y si es posible, que acompañes el título de una mínima explicación, algo entre una frase y un parrafillo, pero vamos, a tu aire, que no hay restricciones. El tebeo puede ser un fanzine fotocopiado o una novela gráfica encuadernada en cuero, un webcómic, un único chiste de prensa o una serie mensual con catorce episodios, es decir, puede ser lo que quieras, no hay limitaciones de formato ni extensión, y puede estar publicado en cualquier parte del mundo y en cualquier idioma. Lo único que te pido es que compruebes por favor que realmente se ha publicado en 2013, que la memoria nos suele jugar malas pasadas y acabamos recordando como de este año cosas que en realidad son del anterior o incluso más antiguas».

«Esto NO es una votación para hacer una lista de lo mejor del año ni nada parecido. Tampoco te pido que me digas cuál ha sido el Mejor o Más Importante de los tebeos que se han publicado este año, sólo que menciones un favorito personal, algo de lo que te acuerdes y que te haya hecho especial gracia o que te haya impresionado por el motivo que sea o que por cualquier otra razón ahora te acuerdes de ello. Eso es importante, no pensarlo demasiado y decir algo que nos venga a la cabeza con facilidad. Por eso te pido que respondas en un plazo breve (48 horas, me gustaría tener la respuesta aquí para el miércoles por la noche). Porque no quiero que le des demasiadas vueltas y porque no quiero que le des demasiada importancia. Como digo, no es una lista, ni un ránking ni nada. Lo único que haré será publicar el título que has elegido y el comentario que hayas hecho junto con los de otros amigos, y finalmente tendremos una serie de tebeos de los que habla un grupo de amigos y conocidos, y ya está. No pretendo otra cosa que llamar la atención sobre una cantidad de títulos que sea diversa, y que la gente hable de tebeos. Punto».

«Un tebeo» era el asunto de este e-mail, que mandé el pasado 16 de diciembre a un puñado de amigos, conocidos y colegas del mundo del cómic. Como creo que en el mensaje queda todo explicado, no me parece necesario incidir más en la mecánica del asunto. Como veréis, entre las respuestas que he recibido hay de todo, no sólo en cuanto a la diversidad del material mencionado, sino también en cuanto a la forma de tomarse la convocatoria: desde los más lacónicos y los que se ciñen estrictamente a las reglas planteadas hasta los más expansivos y que se las saltan a la torera para dar cabida a su entusiasmo. A unos y a otros estoy igualmente agradecido por haberse tomado la molestia y por haber dedicado unos minutos a contestar a esta pregunta. La heterodoxia de las respuestas conviene a mis intenciones.

No extraigo conclusiones de esta encuesta informal, sino que la ofrezco tal cual como divertimento, y sobre todo como estímulo para iniciar la conversación. La podéis continuar en privado con vuestros amigos, o la podéis continuar públicamente en los comentarios de esta entrada, añadiendo vuestras propias preferencias. En todo caso, considerad este post navideño como un regalo para los pacientes lectores de Mandorla que habéis llegado hasta aquí de parte de un puñado de historietistas de buena voluntad. Felices Fiestas a todos.

Os dejo con la conversación.

MIGUEL GALLARDO


Virus tropical (Random House), Powerpaola.

«Coincidió con la invitación de la feria del libro de Miami a la que fuimos con Max, de allí estaban Jesús Cossio y PaolaPower, su intervención, que fue muy fresca, me hizo salir corriendo para comprar el cómic y que me lo firmara».

«El tebeo me lo devoré un día, antes de dormirme, y me pareció apasionante. Ahora se hacen muchas historias autobiográficas y el 80% son un coñazo y carecen de interés porque a veces las vidas de la gente no tiene interés o porque el autor no ha sabido contar lo suyo propio».

«No es así con Paola. Su vida es interesante y la cuenta muy bien. Otro país, otra cultura diferente, otra forma de encarar las relaciones de familia, otras familias diferentes, adolescencia, niñez, experiencia, todo contado como una ametralladora, con un ritmo endiablado que no te deja descansar».

ANTONIO ALTARRIBA


Maestros antiguos (Sins entido), Mahler.

«El primer cómic de este 2013 que me viene a la cabeza es la adaptación de Mahler de la comedia Maestros antiguos de Thomas Bernhard. Lo leí hace dos o tres meses y todavía recuerdo el desenfado iconoclástico con el que cuestiona a los clásicos. "No han pintado lo que tenían que pintar, sino sólo lo que se les encargaba o bien lo que les proporcionaba dinero o fama. Mentirosos ayudantes de decoración religiosa de los señores católicos europeos, no otra cosa son esos Maestros Antiguos". Y por ese desagüe evacúa a Velázquez, Giotto o Durero».

«Pero lo que me ha quedado más grabado de ese libro, que transcurre casi por entero en un museo, es la doble página 118-119 de la edición española. Mahler, con su trazo esquemático y su disposición laberíntica, llena las dos páginas con las cuerdas y soportes que se utilizan para impedir que el público se acerque a los lienzos. Quizá sea la mejor metáfora de la relación que un museo propone o impone al arte, la distancia con la obra».

DAVID SÁNCHEZ


Silvio José, destronado (Astiberri), Paco Alcázar.

«Otra dosis concentrada del universo Silvio que tanto me gusta. La experiencia de leer 99 página de Silvio José seguidas es incomparable a cualquier otra de esta dimensión».






JULIÁN M. CLEMENTE


Spiderman Superior (Panini), Dan Slott y diversos dibujantes.

«El título que elijo es Spiderman Superior. Porque Dan Slott ha conseguido sorprendernos con Spiderman como no lo hacíamos en mucho tiempo, con una vuelta de tuerca al personaje inteligente y a la vez original, muy fiel al concepto de Peter Parker. Por encima de series con autores de mayor renombre, Spiderman Superior es ahora mismo el cómic que más me sorprende, que más me divierte, que mejor me recuerda al Spiderman que amo y que más ganas tengo de leer cada vez que llegan los tebeos. Sé que esto no va a ser eterno, incluso que no queda demasiado para que termine, pero el espectáculo total que está suponiendo Spiderman Superior me recuerda que los superhéroes deben ser atrevidos, desafiantes, y saltar al vacío sin red. Éste lo hace en cada página».

JOSÉ DOMINGO


Pretty Deadly #1 (Image), Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos.

«Me impresionó mucho la atmósfera, el carisma de los personajes y el extraño mundo que plantean... Me resultó muy evocador e inspirador, además de la apuesta personal que supone para Emma».







PACO ROCA


Papel estrujado (Astiberri), Nadar.

«Cuando los personajes están bien construidos y empatizamos con ellos, da igual lo que nos cuenten».








Autobiografía (Astiberri), Shigeru Mizuki.

«Uno de los mejores mangas de la historia. Una lección de cómo se pueden mezclar estilos gráficos, realismo y ficción».








ALBA DIETHELM


No os indignéis tanto (Astiberri), Manel Fontdevila.

«Por la combinación perfecta de información, opinión, gráficos y monigotes, y en especial por la teoría de los cauces que ahora utilizo a la mínima que tengo ocasión».







JAVIER RODRÍGUEZ


Nela (Astiberri), Rayco Pulido.

«Mi tebeo es Nela de Rayco Pulido. Es un tebeo enorme y tiene todo lo que me gusta. Una buena historia, un dibujo que va desde Tezuka a los Bros Hernandez, un diseño de personajes precioso y una puesta en escena que embriaga. Lo hubiera disfrutado igual en un pdf o una servilleta, pero es que además la edición de Astiberri es sencillamente maravillosa. Y por valiente, ¡adapta a Galdós al tebeo y sale victorioso!»




MARCOS PRIOR


Chufi (Miedo/Fatbottom Books), Gabriel Corbera.

«Mi tebeo favorito del 2013 ha sido Chufi de Gabriel Corbera. Para mí va un paso más allá de la serie NOWT del mismo autor al añadir un personaje que, en sí mismo, es un emblema del humor grotesco, algo inesperado en un cierto cómic de vanguardia. Lo interesante son las disonancias que se establecen, como en los "diálogos" entre materiales del arte povera, al colisionar imágenes de vanitas ejecutadas a la manera adolescente de búsqueda de ilusión de realidad con la figura apitufada presidida por una napia-fuelle plagada de puntos negros de ese personaje mono-repugnante que responde al nombre de Chufi».

RUBÉN VARILLAS


Grandes preguntas (Fulgencio Pimentel/Sins entido), Anders Nilsen.

«Me quedo con la obra de Nilsen porque es un trabajo colosal (no sólo en tamaño) realizado con una paciencia de amanuense. Una obra que en su ejecución misma parece condensar la esencia de su contenido. Grandes preguntas es un cómic que nace tan pequeño como esas conversaciones ornitológicas aparentemente banales que abren el volumen, y que poco a poco evolucionan dentro del relato hasta conformar una visión global de la existencia y, en última instancia, del arte mismo (a través de la obra que las contiene). De la obra de Nilsen me gusta que, desde la inteligencia, cuestiona precisamente cualquier atisbo de trascendencia que podamos otorgarle a la naturaleza humana. Está bien que una bandada de pinzones nos enseñe a posarnos sobre el suelo».

ÓSCAR PALMER


La hora loca, Albert Monteys.

«Para mí, 2013 va a quedar marcado en gran medida por La hora loca, de Albert Monteys. Al margen de su brillantez, de su pasmosa habilidad como dibujante y de su capacidad para hacerme reír todos y cada uno de los días, me enamora el impulso mismo que mueve el proyecto, la idea de recuperar el placer de dibujar por puro gusto. Decía Albert en la primera entrega que "Últimamente tengo que hacer grandes esfuerzos para recordar por qué todo esto me parecía divertido". Es una sensación que cualquiera que haya convertido su afición en trabajo puede compartir. Yo desde luego la comparto. Por eso es tan importante que de vez en cuando alguien te recuerde por qué empezaste a hacer lo que haces. Y que te estimule a recuperar los elementos más divertidos o recreativos de tu trabajo, al margen de consideraciones laborales o monetarias. Predicando con el ejemplo, Albert hace que piense en ello con cada nueva entrega de La hora loca y eso es algo que nunca le podré agradecer lo suficiente».

SRA. ABSENTA


Los surcos del azar (Astiberri), Paco Roca.

«Me parece un cómic impresionante. Tanto por el gran trabajo de investigación que ha realizado como por haber conseguido que se conociera una parte de nuestra historia que estaba muy olvidada. Además, también pesa su dibujo, que me encanta».

«Paco es un gran narrador y eso se nota mucho en el principio de esta historia. Ese principio me dejó tan impresionada que, tras leer los dos primeros capítulos en la red (antes de que se publicara el cómic), le escribí corriendo para proponerle la entrevista que publiqué. Quería que me contara más cosas sobre los republicanos españoles exiliados y hablar con él sobre la guerra. Son historias que me fascinan».

MAURO ENTRIALGO


Pulir (Fulgencio Pimentel), Nacho García.

«Me la sudan bastante las definiciones estrictas de cómic como arte secuencial según McCloud o Javier Coma. Para mí la historieta es contar cosas con dibujitos o con dibujitos y palabras. No tengo ninguna duda de que El Príncipe Valiente es un cómic y que un chiste de sólo una viñeta de Muntañola o unas instrucciones de cómo montar unas Expedit de Ikea, también. Del mismo modo, Pulir, aunque adopte en ocasiones modos y forma de cuaderno de artista jovenzuelo del rotulador y la referencia pop, es en esencia un tebeo porque no se puede negar que es fundamentalmente narrativo. Que la entraña de lo que cuenta a base de línea delicada y humor desgarrado sea poesía costumbrista, reflexión existencial, crónica contemporánea, desparrame naif o digresión arty es ya más opinable, porque, por fortuna, Pulir no es evidente».

«Nacho García es un Shrigley de Logroño, un Glen Baxter de Malasaña, un Noguera con riñonera y un Jeff Koons del lapicero que, sospecho, ha leído más tebeos que todos ellos juntos».

ANTONI GUIRAL


Vida de madre (El Patito Editorial), Gemma Sesar, Ramón Marcos y Jorge Castelli.

«He hecho lo que me pedías, sin pensarlo mucho. Es posible que haya otros que me hayan gustado más, pero así, a bote pronto, me gustó mucho ver y leer Vida de madre, un libro de Gemma Sesar, Ramón Marcos y Jorge Castelli publicado por El Patito Editorial. Por la sinceridad con que está hecho, por el retrato cotidiano y vital de la vida de una mujer».




ELISA G. McCAUSLAND


Captain Marvel #6 (Marvel), Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos.

«La épica de la voluntad de ser».

«Un orgullo mayúsculo me inunda cada vez que recuerdo el momento superheroico del año: Carol Danvers DECIDE SER la Capitana Marvel. Dos mujeres (Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos) haciendo justicia a un personaje maltratado como pocos. Potencia y acto. Dos heroínas (Helen Cobb y Carol Danvers) elevando el listón, más allá de servidumbres miserables y miedos heredados de cualquier programación de género. Este cómic es feminismo para las masas. Un MUST».

PEPO PÉREZ


La infancia de Alan (Sins entido), Emmanuel Guibert.

«El primer cómic de todo lo publicado en España en 2013 que se me ha venido a la cabeza. Francamente, Guibert me parece uno de los mejores historietistas vivos, por su evidente pericia para escribir y dibujar, por su intuición para elegir temas poco explorados en el cómic y, sobre todo, por su ambición para abordarlos. Quiero decir que hay que tener mucho arrojo para enfrentarse sin sensacionalismo ni reducciones infantiles a temas como los que elige: la memoria, la experiencia real, la vida en sociedades alejadas de la nuestra, ya por el tiempo o por la geografía, el individuo enfretado al juggernaut colosal de la Historia y de la muerte. Porque en ese terreno hay pocos modelos previos en la historia del cómic y tienes que inventar continuamente recursos narrativos. De Guibert me parecen insuperables tanto El fotógrafo (junto a Pascal Lefèvre y Frédéric Lemercier) como el antecesor de esta Infancia, La guerra de Alan, dos capítulos sobre la memoria biográfica de su amigo Alan Ingram Cope, y no sigo porque tiene otros cómics notables. Te cuento ahora mis recuerdos asociados a La infancia de Alan (no tengo el cómic delante y no he ido a buscarlo deliberadamente): el prólogo, que me impresionó por el tono y por lo desconcertante (¿dónde estamos?, ¿lugar, época?, ¿de quién es la voz del narrador?), los recuerdos sobre los abuelos de Alan y las sensaciones asociadas a la infancia del protagonista: el sabor de las aceitunas salvajes, el primer viaje en tren con la madre, el olor del Pacífico, el sonido "demoníaco" de un insecto. La memoria es sensorial, y así es por encima de todo esta novela gráfica. También recuerdo ahora, por supuesto, el último capítulo del cómic. Sin ánimo de desvelar lo que se cuenta en él, me pareció la confirmación de algo que ya pensaba sobre Guibert: pocos historietistas contemporáneos han conseguido un lenguaje propio que les permita abordar la complejidad de las emociones humanas de esta formidable manera. Sin cursilería, con honesta precisión, y, por qué no decirlo, con la calidad de la mejor literatura».

BERNARDO VERGARA


Esto se ha hecho mil veces (¡Caramba!), Xabi Tolosa.

«El primer libro de este autor, contradiciendo a su propio título, es una obra única tras cuya apariencia chapucera, de la que al autor le gusta hacer gala, se esconde un tebeo fresco, espontáneo, descojonante, lleno de vida. Un grandísimo tebeo y, para mí, el DESCUBRIMIENTO, así con mayúsculas, de este 2013. Ojalá que Xabi Tolosa lo vuelva a hacer más veces».





JUANJO SÁEZ


El blog de Kioskerman.

«Este año he estado un poco desconectado de todo, pero o que he seguido más o menos por internet es el trabajo de Kioskerman. Un muchacho no muy conocido pero que cada vez me entusiasma más lo que hace. Sobre todo por llevar la lírica y la poesía al cómic. Es capaz de hacer cositas realmente sencillas y cargadas de emoción sin miedo a caer en la cursilería. Me parece otro terreno muy válido para el cómic y que creo que se toca poco. La poesía es un arte que puede casar muy bien con el cómic o con el mundo de las tiras de prensa. Liniers también lo toca un poco, pero Kioskerman es más lírico. Kioskerman lo hace de una forma muy muy simple, sólo evoca una emoción y lo deja. Me recuerda a los haikus japoneses. Para mí, brilla muchas veces y me parece digno de destacar para darlo más a conocer y no caer en los referentes de siempre».

FERNANDO TARANCÓN


Fénix (Planeta-DeAgostini), Osamu Tezuka.

«Tezuka es un autor intimidante. No sólo domina los recursos del cómic como pocos, sino que además tiene el atrevimiento y la desvergüenza de un chavalín. Desde su puesto en el Olimpo no se dedicaba a pontificar sino que arriesgaba constantemente, acertando casi siempre. Un autor con un par de pelotas, y Fénix es una buena muestra de ello».





GABRIEL CORBERA


DNA Failure: British Weapon Comics (Picturebox), Leon Sadler, Stefan Sadler, Jonathan Chandler y GHXVK2.

«Mezcla burra entre juego de rol experimental y arte contemporáneo salpicado de espíritu campesino y medieval que hace del relato una experiencia ajena a la fórmula y del proceso sobrada justificación. John Clare escribiendo fantasía desde un container. Vibrante, cotidiano, intrépido y pasmosamente inglés. Mi lectura del año y de los que queden por venir».



JUAN BERRIO


Frances (La Cúpula), Joanna Hellgren.

«No tengo ninguna duda de que mi lectura favorita de 2013 ha sido Frances de Joanna Hellgren (La Cúpula)».

«Desde el primer momento me pareció muy sugerente ese dibujo a lápiz triste e inquietante. Confieso que al principio me costó aclararme con los saltos en el tiempo y la relación entre personajes, pero enseguida me atrapó y caí en las redes de esta joven sueca afincada en París».

«Sigo leyendo y leyendo, disfrutando de magníficas historias de lo más diverso, pero cuando cierro los libros me vuelvo a acordar de Frances y su mundo extraño».

BREIXO HARGUINDEY


La tendresse des pierres (Magnani), Marion Fayolle.

«Mi tebeo favorito de 2013 es La tendresse des pierres, de Marion Fayolle. Creo que Fayolle es la mejor autora de bd/ilustración que ha dado Francia en las últimas décadas y esta obra, su puesta de largo».







JOSÉ ANTONIO SERRANO


Anunciado en TV (Dibbuks), Sergio Morán y José Luis Ágreda.

«Uno de mis tebeos favoritos de este año, y que parece haber pasado por debajo del radar de mucha gente (por el motivo que sea), es el primer recopilatorio de Anunciado en TV, que Dibbuks publicó en abril de la serie que Sergio Morán y José Luis Ágreda realizan para El Jueves desde 2009. Es una serie de historietas cortas de humor alrededor del mundo de la publicidad en sus múltiples vertientes, y para mí es un muy buen tebeo de humor, o al menos de un tipo de humor con el que yo conecto especialmente. Y además resulta que también es el trabajo en historieta más extenso de Ágreda, posiblemente uno de los mejores dibujantes en activo en nuestro país. Y uno que lo mismo te dibuja este tebeo de humor que te ilustra (hasta hace poco) una columna de opinión en El País Semanal o te crea una serie de bonitos libros ilustrados para niños (Carla, por si alguien más tiene niños pequeños en casa). Morán, con apenas 29 años, lleva casi una década haciendo webcómics (pueden encontrarle en ¡Eh, tío! y El Vosque, una serie también autoeditada en papel, con tres libros recopilatorios ya) y ha resultado ser uno de los "jóvenes fichajes" más interesantes de El Jueves, donde además de para Ágreda ha escrito historias cortas puntuales para otros dibujantes. Y es uno de los escasos especímenes de algo que el tebeo español necesita como el comer: nuevos guionistas de cómic con voz propia y algo que contar. Y, repito, todavía no tiene 30 años. El libro son 150 páginas a color, bien editadas (buen papel, buen tamaño) por 18 euros, un precio realmente económico comparado con otros libros similares. Resumiendo: bueno, bonito, barato. Sinceramente, soy incapaz de encontrarle alguna pega, y sin embargo, le encuentro muchas virtudes. En serio, echadle un ojo. Ya».

LORENZO PASCUAL


Todo Miau (Diábolo), José Fonollosa.

«Volver a leer en un solo tomo todas las tiras cómicas de gatos de Fonollosa me ha vuelto a hacer sonreír, a empatizar con nuestros animales domésticos y a hacerme reflexionar cómo a veces algo tan sencillo nos llega tan adentro».



JAVIER OLIVARES


Beowulf (Astiberri), Santiago García y David Rubín.

«Un tebeo que me ha dejado noqueado por una mezcla imbatible de razones personales y artísticas».








ABSENCE


No os indignéis tanto (Astiberri), Manel Fontdevila.

«Como se me pide responder rápido, el primer titulo que viene a mi cabeza es No os indignéis tanto de Manel Fontdevila. Estoy seguro que si repaso todo lo publicado desde principio de año me entrarán muchas dudas. Las razones son múltiples aunque la principal, como no puede ser de otro modo, es que he disfrutado de su lectura (y de su relectura). Coincido 100% con la crítica a nuestro sistema político que Manel realiza, me he sentido muy identificado con algunas de sus confesiones (seguramente porque tenemos la misma edad) y algunas reflexiones son geniales (la necesidad del humor zafio enfrentado al inteligente, por ejemplo). Pero lo principal es que como lector muy aficionado al ensayo, y más cuando éste incluye opinión y filtro personal del autor (en la línea iniciada por el Nuevo Periodismo en los 60), me interesa mucho cómo el cómic poco a poco se está abriendo a este género, y desde múltiples aproximaciones. Y es ahí donde brilla muy especialmente el trabajo de Fontdevila, cuyo gusto por los diagramas y la búsqueda de recursos novedosos (el uso del paréntesis, por ejemplo) está lleno de hallazgos visuales».

Bakuman (Norma), Tsugumi Ohba y Takeshi Obata.

«De todas formas, mi comentario no estaría completo si no cito una segunda obra: el Bakuman de Ohba y Obata, cuya publicación acaba de finalizar. Si lo quiero destacar es porque es la serie que más enganchado me tiene (me faltan dos volúmenes para acabar) y doy mucha importancia a que una serie de largo recorrido me arrebate durante la lectura. He llegado a retrasar la compra de ejemplares porque sabía que con ellos en la mano no podría trabajar en otras cosas hasta terminarlos. Y lo sorprendente es que nunca hubiera imaginado que algo así me atrapara tanto. No soy lector de shonen, pero es que éste es tan inusual, tan divertido y se aprende tanto sobre la industria del manga...

BORJA CRESPO


Los surcos del azar (Astiberri), Paco Roca.

«Más de 300 páginas, frescas y documentadas, reflejan una época maldita que pide justicia. La estructura narrativa planteada por Roca es uno de los puntos fuertes de una novela gráfica que vuelve a demostrar que aquellos que menosprecian un medio como el cómic no saben lo que se pierden».






I Am A Hero (Norma), Kengo Hanazawa.

«Una infección se propaga por el planeta convirtiendo a todo ser humano en un monstruo. Puede parecer una premisa manida, pero su desarrollo es todo lo contrario, tan imprevisible como fascinante».







KIKE INFAME


Los surcos del azar (Astiberri), Paco Roca.

«Los surcos del azar es, para mí, el mejor tebeo del año por su capacidad de emocionar, de contar, de enseñar (sin que suene despectivo el término, cuando acaba la lectura quieres conocer más de la historia que cuenta)».

«Es complicado en un año en que coinciden en las estanterías otras obras como Nela, Papel estrujado, Érase una vez en Francia o Beowulf elegir un solo libro, pero Los surcos es el mejor libro de Paco Roca y eso ya es demasiado. Un lujo que deja con ganas de seguir leyendo tebeos».


CARLOS VERMUT


Silvio José, destronado (Astiberri), Paco Alcázar.

«H. P. Lovecraft era un maestro del terror que venía de fuera. A través de sus historias nos hacía sentir escalofríos al hacernos entender (dentro de nuestras limitaciones de simples humanos) la clase de seres atroces que habitaban el frío e inabarcable cosmos. El miedo externo, el que era ajeno a nosotros y habitaba más allá de nuestro cómodo mundo humano. Paco Alcázar con su personaje Silvio José acompañado de la galería de personajes que completan su mundo nos recuerda que el auténtico terror, el monstruo, la abominación extrema y sin forma, no habita en galaxias lejanas, sino dentro de nosotros. Y encima te descojonas».

ELOY FERNÁNDEZ PORTA


Marble Season (Drawn & Quarterly), Gilbert Hernandez.

«Aunque no se acaba de saber qué cosa sea la poesía, sabemos que hay poetas que, al oír hablar a los niños, han creído reconocer alguna cosa, en sus asociaciones de ideas y en sus inesperadas conclusiones, que el lenguaje adulto parece haber perdido. Ésa es la sustancia de Marble Season de Beto Hernandez, un recuerdo autobiográfico que no trata de nada en particular, es decir, sólo trata de un verano local repleto de voces, cruces, imprevistos y conclusiones que, a falta de trama, y cerrado el portalón de las escuelas, no sólo es prosa sino que es más».


RAYCO PULIDO


Fénix volumen 4 (Planeta-DeAgostini), Osamu Tezuka.

«Uno de mis autores favoritos reflexiona sobre uno de mis temas preferidos: los caminos de la creación».








MANUEL BARTUAL


Playground (Ediciones Valientes), Berliac.

«Lo descubrí dando una vuelta por la última edición de Graf. Su autor es Berliac (a quien no conocía) y lo publicó Ediciones Valientes, en abril, según se indica en créditos. Es un documental en cómic sobre Shadows de John Cassavetes, pero en realidad es mucho más que eso. Si este año he deseado que algo no se terminase mientras lo iba leyendo, eso ha sido Playground».





ROBERTO BARTUAL


FF (Marvel), Matt Fraction, Mike Allred y Laura Allred.

«Alan Moore comentaba en una entrevista reciente (parafraseo falazmente de memoria) que el cómic de superhéroes le parece, actualmente, un producto para subnormales profundos con un complejo de Peter Pan no resuelto. Como subnormal profundo con un complejo de Peter Pan no resuelto que lee cómics de superhéroes, me resulta bastante difícil desautorizar esa afirmación, pero sí es importante matizar que lo que él lamenta de verdad, la desaparición del espíritu infantil de los tebeos de Lee, Kirby, Siegel o Shuster, no es del todo cierta. No todo son inmovilistas fantasías de poder adolescente. Al menos hay un tebeo de superhéroes que aún apela a la inocencia y al sentido de la maravilla o, mejor, del asombro, que es algo mucho más de Terrence Malick. Se tata de FF y más ahora que se ha ido Fraction y le ha sustituido Lee, el hermano de Mike Allred. Nada que objetar a los desternillantes guiones de Fraction, pero es que Lee Allred es aún más brillante como dialoguista y además le debemos el mejor chiste de la serie hasta ahora: conseguir que por primera vez en los créditos de portada de un tebeo de la Marvel aparezca el mismo apellido repetido tres veces. ¡Allred, Allred, Allred!»

MANEL FONTDEVILA


Alter y Walter o la verdad invisible (Entrecomics Comics), Pep Brocal.

«A pesar de que Pep no ha dejado nunca de dibujar historietas, este libro tiene algo de regreso, de reencuentro, y soy consciente de lo injusto que es decir algo así. Añado, además, que con Alter y Walter parece que Pep se ha construido una casa desde donde dibujar más, incluso mucho más, y de todo lo que ha pasado este año nada me parece más importante. Pero si el espacio de este tweet me lo permite y no es trampa, quisiera destacar también lo siguiente: Paseo astral, Pulir, El Rayo Mortal y Tardi, casi otro reencuentro. Pensar en 2013 es pensar en todo ello. Fin». 


RUBÉN LARDÍN


Las tribulaciones de Virginia (Norma), Lob y Pichard.

«Pues mira, no te voy a descubrir nada. Ocurre que como lector tiendo siempre a lo que ya estaba antes de nosotros porque así me parece viajar a un futuro preeexistente, niquelado e irreparable, donde se está mejor porque ya pasó todo y no molestas a nadie. No quiero afear el trabajo de contemporáneos a los que me ha gustado mucho leer este año, por eso no voy a citar a ninguno y en su lugar voy a mencionar, así a bote pronto, a Georges Pichard, de quien esta temporada se reeditaron Las tribulaciones de Virginia, una primera entrega donde, bajo guiones de Lob, vemos evolucionar a un estereotipo de muchacha en un contexto de folletín seriado, disfrazado de humildad pero altamente sofisticado. Nunca he sido muy de tebeo espectáculo y los de Pichard, que según tengo entendido fue maestro toda su vida y reconoció crear su estilo a partir de sus defectos, tal vez podría catalogarse en el extremo opuesto, aunque no creo que debamos precipitarnos: a mí sus soluciones me resultan siempre espectaculares de un modo u otro en su fijación modernista, en el puntillismo con que trató la luz sobre las anatomías, y en su afán por conquistar un erotismo audaz, austero pero voluptuoso y lejos de la civilización lingüística de que en su época hicieron bandera erotómanos más celebrados como Crepax. Sí, Las tribulaciones de Virginia es el tebeo que más he disfrutado este año y no hay nada de nostalgia en esto, como tampoco creo que la haya en la recuperación de tonos clásicos que practicó siempre Pichard. Cuando me topé con él por vez primera ya era arcaico, así que me paso por el forro la nostalgia congeladora, nada que ver. El tema es que Las tribulaciones de Virginia, que termina cada una de sus peripecias con la ropa descompuesta, son divertidísimas de leer sin cambiar de óptica, sin necesidad de saber que fueron dibujadas hace casi medio siglo, cuando tú y yo no habíamos nacido».

DAVID MUÑOZ


Marble Season (Drawn & Quarterly), Gilbert Hernandez.

«Pues así sin pensarlo mucho creo que uno de los cómics que más he disfrutado este año ha sido Marble Season, de Gilbert Hernandez. El protagonista es Huey, un niño americano de los años 60. En la contraportada dice que se trata de una historia "semiautobiográfica" inspirada en su propia infancia, pero no tengo ni idea de hasta qué punto Beto ha tirado o no de su vida para escribirlo. Sea como sea, la cuestión es que a mí su lectura me atrapó completamente, aunque me cuesta explicar por qué. Creo que una razón puede ser que creo que explica muy bien algo que nos ocurre toda la vida pero que experimentamos con mucha más intensidad en la infancia y en la preadolescencia: esa sensación de estar tomando parte de forma involuntaria en una narrativa incompleta, de ser actores de una obra escrita por otro a la que además le faltan páginas, sobre todo las que explican quiénes son y por qué hacen lo que hacen el resto de los personajes. Así, creyendo que sabemos cuando en realidad no sabemos nada, tomamos decisiones que solo mucho después, al entender por fin qué pasó y por qué, se revelan equivocadas. En Marble Season hay muchas más cosas interesantes, claro, lo bien que explica lo importante que es la cultura popular para crearte una personalidad, o su certero retrato de la desconcertante falta de empatía (desde el punto de vista adulto) con la que los niños viven sus relaciones. Pero lo que me atrapó a mí fue eso. Me hizo volver a recordar, muy intensamente, cómo me sentí durante tantos años -y cómo me siento a veces aún ahora-, atrapado en un mundo cuyas reglas no entendía, obligado a relacionarme con personas cuyos motivos no comprendía».

ÁLVARO ORTIZ


La Hermandad de historietistas del Gran Norte (Sins entido), Seth.

«Si me tengo que quedar con un tebeo, cómic o novela gráfica este año, creo que me quedo con La Hermandad de historietistas del Gran Norte de Seth, donde con la excusa de una visita a la sede de dicha hermandad, mi canadiense predilecto imagina un buen puñado de los tebeos que a él le hubiese gustado leer, y a casi todos nosotros también, estoy seguro. Un monólogo que a lo largo de 130 páginas nos habla de un lugar y unos autores y personajes de cómic tristemente caídos en el olvido (algo que estoy seguro no le pasará al propio Seth), y donde para mí termina de redondear lo que ya empezase en Wimbledon Green. ¡Larga vida a Seth y su cuaderno de bocetos!»

JAVIER PEINADO


El tumblr de Joan Cornellà.

«Un humor del que nos avergonzamos pero que está ahí... Lo pensamos, pero no nos atrevemos a hacer el chiste por temor a que nos llamen enfermos. ¡A mí me pasa! Cornellà no se corta y sabe sacarle todo el partido con un acabado tan personal, icónico y reconocible que creo que ya podemos considerarle un clásico del cómic. ¡Soy muy fan!»





Calendrier de l'avent, de Lewis Trondheim.

«Las aventuras de un pequeño gato negro (Bludzee) como excusa para deleitarnos con una exquisitez diaria en tinta y acuarela. Algunas con una enorme mancha abstracta como punto de partida, otras cargadas de detalle de línea. Me quedo pasmado viendo cada escena; ninguna tiene desperdicio, ¡y todavía nos faltan unas pocas por descubrir!»


DAVID AJA


The Private Eye (The Panel Syndicate), Brian K. Vaughan y Marcos Martín.

«The Private Eye, porque dos autores que podían publicar dónde y cómo quisieran (Brian y Marcos) lo hacen recuperando el concepto de cómic para el pueblo, como cultura de masas. Además, casi seguro que nadie va a escogerla, diversidad y eso, oiga».


MIREIA PÉREZ


La propiedad (Sins entido), Rutu Modan.

«Estoy muy a tope con La propiedad, de Rutu Modan, porque la lectura ha sido muy emocionante y divertida. ¡Está tan bien contado! Y los personajes son tan humanos que se salen de la viñeta y se quedan contigo. ¡Muy recomendado!»






ALBERTO GARCÍA MARCOS


Pulir (Fulgencio Pimentel), Nacho García.

«Santiago me pregunta por mi cómic favorito de 2013 y me pilla con un texto recién escrito sobre lo que me ha parecido más destacado en producción española durante el año, y redactando otro sobre la producción extranjera. O sea, que en la cabeza me rebotan multitud de títulos extraordinarios que podrían lucir sin ningún rubor la medalla de oro. Y aún así, en cuanto leí su propuesta, supe que elegiría Pulir, de Nacho García. ¿Por qué? Porque no sé si es el mejor, ni siquiera sé si es un cómic, pero sin duda es la lectura que más estimulante me ha resultado a lo largo del año. Digo a lo largo del año porque no dejo de revisitarlo y disfrutarlo prácticamente cada semana como si lo estuviera descubriendo por vez primera. No es que el trabajo de Nacho sea de una originalidad nunca vista, ni que sea un virtuoso del dibujo o un as del humor, pero es un auténtico. Y como es uno de esos pocos auténticos, no necesita revestir su trabajo de ironía o cinismo, ni necesita la coartada posmoderna. Por eso, leer sus paginas tiene en mí el mismo efecto que tiene mirar los dibujos de un niño. Me alegra, me ilumina y me alivia el corazón. Y yo, que soy un tipo malo y tendente a la misantropía, me reconcilio conmigo mismo y con mis semejantes».

CÉSAR SÁNCHEZ


Pulir (Fulgencio Pimentel), Nacho García.

«Le acabo de decir a Berni que iba a elegir Pulir porque no me produce tanta dicha regresar a ningún libro de este año. Luego he hilado dos o tres frases brillantes, a las que ha respondido, con su dulzura habitual, que es más o menos lo que había escrito él, que ya te había contestado y que también había elegido Pulir. Pero en lugar de sentirme frustrado y ponerme a cavilar de nuevo, voy a leerlo por el lado positivo mencionando TODOS los títulos que Pulir había desplazado de mi lista. Sé que desobedezco tus órdenes precisas y que robo más plano que Alfredo Landa. El hecho de que la mitad de que la mitad de los títulos que menciono hayan sido editados por mí o vayan a serlo en el futuro no obedece a ningún ánimo corporativo y sólo le veo una explicación, que puede enunciarse de dos maneras: algo falla en mí o algo falla en los demás».

«Gold Pollen (Picturebox), de Seiichi Hayashi. Difícil encontrar un libro más sugerente e irritante. La mitad del mérito es de las notas, por cierto. Si no vendiéramos una miseria, éste sería el primer título que editaríamos el año que viene».

«Cualquiera de los posts publicados por Simon Hanselmann en su tumblr en 2013».

«El Nela (Astiberri) de Rayco Pulido, uno de los tebeos mejor dibujados y ensamblados del año, y por supuesto una de las mejores prosas que me he encontrado nunca en un tebeo, o la mejor. Aún así, creo que Rayco lo tiene todo por hacer».

«"Lubavitch, Ucrania", en Todo y nada (Fulgencio Pimentel), de Sammy Harkham. Esta historia tiene lo que más me gusta de los tebeos autobiográficos y, sin inventar nada, todo me parece nuevo en ella».

«Liker Stilen (No comprendo) de Bendik Kaltenborn, el libro con más capas de generosidad y talento del año, para mi gusto. Bendik es una fiesta de los tebeos».

«Atajos (La Cúpula), de Martí. Mejor que Taxista. Para mí, el mejor Martí es el de las historias cortas. Monstruos modernos era mi libro favorito de los suyos. Ahora es éste».

«Arsène Schrauwen II (autoeditado), de Olivier Schrauwen, puro Céline africano. Bueno, no lo hubiera escogido porque el primer capítulo era mejor. El siguiente será mejor aún».

«La cuerda del laúd (Fulgencio Pimentel), de Jim Woodring. Nació como una colección de sobrantes tras el primer volumen de Frank y leído ahora me parece la mejor entrada a su obra. Para mí, éste es el mejor tebeo extranjero del año».

«Fran (Fulgencio Pimentel), de Jim Woodring. Es el libro más difícil de todos los suyos. Volví a pasarlo mal leyéndole, algo como de encogerse, no me ocurría desde hace años. Ojalá lo hubiéramos ordenado al revés».

«Kus! #13, #14, #15. Kus! es la mejor revista/antología de tebeos del mundo y David Schilter el mejor editor».

«Kuti #29 (Kutikuti). Y de entre toda la selección, la página de Soren Mosdal, que se está convirtiendo en uno de mis favoritos del continente. Aparte de eso, el retrato que pintan sus amigos le confiere un aura de leyenda».

«Crisis de ansiedad (Reservoir Books), de Juanjo Sáez. Aún no me lo he leído, pero me alegro mucho de que exista. Empezaré a leerlo camino a casa».

«Vampir (Fulgencio Pimentel), de Joann Sfar. No debería estar aquí porque son historias que leí hace algunos años. Cuando fluye de verdad, sigue molando como entonces».

«Monday Suicide/MS Kingdom de Gabriel Corbera. Cuando leo estos tebeos me siento tan ligero, alegre y arropado como cuando leía El Hombre Enmascarado con siete u ocho años».

LUIS BUSTOS


Conspiraciones (Astiberri), José Domingo.

«¿Las teorías conspiranoicas explicadas de manera didáctica y muy, muy divertida?»

«POLLADAS».

«O no».

«(Cuidado, nos vigilan)».


JOSÉ LUIS ÁGREDA


No os indignéis tanto (Astiberri), Manel Fontdevila.

«Me gusta porque me enseña su punto de vista peculiar y que no me pide que lo siga sino que mire con mi propio punto de vista, pero que mire. Me gusta por cómo me echa la bronca, cómo se la echa a sí mismo, y a todo el mundo. Los inventos visuales no son alardes sin herramientas. Y forman parte del propio humor del tebeo. Y el dibujo de Manel es cada vez más impresionante, recio, personal. Y el tebeo es divertidísimo. Y parece ligero».




MARCOS MARTÍN


Nela (Astiberri), Rayco Pulido.

«La siempre difícil traslación entre diferentes medios resulta aquí en un alarde de recursos y soluciones gráficas de una simplicidad e inteligencia asombrosa, siempre con una intención narrativa y puestos al servicio de la historia y lejos de la exhibición gratuita y la autocomplacencia formal. Con esta obra, Rayco Pulido se erige en una de las figuras de referencia de la historieta actual».




IÑAKI SANZ


Maiame (Zangano Comix), de autores diversos.

«Un grupo de autores/as muy jóvenes que construyen una ciudad de ficción, la dotan de historia, geografía, sociología y se marcan una caja con dos fanzines explicando la vida diurna y nocturna de la ciudad. En la caja te meten polvo blanco y dos pirulas en una bolsita de plástico. Hacen un mapa de la ciudad en papel que es minucioso y precioso. La objetualización al poder. Sólo por eso ya me conquistaron, pero hay algo más. Tuve un escape de agua en casa, poca cosa, pero la caja salió MUY mal parada. Eso hizo que le tuviera mucho más cariño».

«Y además es una lectura divertida».

PABLO RÍOS


Not Funny 2, Joaquín Guirao.

«Mi tebeo favorito de 2013 se llama Not Funny 2. Es un fanzine escrito y dibujado por Joaquín Guirao, un dibujante murciano creador de la saga más acojonante que se haya publicado nunca en ningún sitio, Bienvenido a Zaira. Not Funny 2 es divertido, vacilón y fresquísimo. Mi teoría es que existe un cordón umbilical invisible que flota a través del tiempo y el espacio, uniendo los primeros Eightball de Daniel Clowes con el hipotálamo de Joaquín. Si Guirao sigue creciendo, puede que nos devore a todos y nos vomite en el Mar Menor».


RAÚL MINCHINELA


Historia del cómic español, de Xser.

«En el verano de 2012, la revista Scene ("la revista online para la comunidad Colgate") publicó un artículo de Paul Lopes sobre la Novela Gráfica Norteamericana. Lo acompañaba una ilustración que hizo fortuna: Matt Madden realizaba un recorrido por la historia del cómic estadounidense en seis viñetas. Un mismo personaje aparecía adaptado para 1) Dick Tracy de Chester Gould, 2) MAD de Harvey Kurtzman, 3) Zap Comix de Robert Crumb, 4) Watchmen de Moore y Gibbons, 5) Maus de Art Spiegelman y 6) Acme Novelty Library de Chris Ware».

«En abril de 2013, el blog "En todo el colodrillo" publicaba algunas piezas que formaban parte de "una tesina sobre el cómic español para el Master de Investigación, Arte y Creación que imparte la UCM" a cargo de Sergio Ballester, que firma sus páginas de cómic como "XSer". Entre ellas, aparecía una reformulación de la página de Madden: conservaba el personaje, y ampliaba la extensión a nueve viñetas».

«La página recorre la historia del cómic español, pero donde antes cegaban los autores ahora aparecen nítidamente las corrientes. La página versionada superaba a la original y ofrecía una visión de gran angular. Ahí se hacían patentes las relaciones entre 1) la época de Chicos y de Flechas y Pelayos, 2) la de los tebeos apaisados de aventuras, 3) la dorada de la editorial Bruguera, 4) la segunda etapa de Bruguera, una vez sometida a la ley de prensa de Fraga, 5) la explosión de revistas callejeras de los setenta, 6) la sofisticación de las publicaciones en los ochenta, 7) el posmodernismo en los noventa y 8) la novela gráfica biográfica de los dosmiles. La cierra aludiendo a un autor concreto (Aleix Saló) para ilustrar los 2010».

«La página me parece de una claridad extraordinaria. Una línea constante enhebra la revista Mortadelo y la revista El Víbora: los personajes regulares, el deambular de la ciudad. Es el sufrido de los sesenta, el vitaminado de los setenta, el hipersexuado de los ochenta, el alienado de los noventa».

«El recorrido que en la obra de Madden había sido un muestrario de autores aquí aparece como un catálogo donde cada eslabón encaja con el siguiente. Una historia del tebeo español en una página».

«Mi otro tebeo favorito del 2013 ha sido Bienvenido a Maiame, pero lo que me ha gustado más es el mapa y eso es difícil de justificar en tu sitio...»

ÁLVARO NOFUENTES


Parte de todo esto (Ediciones de Ponent), Martín López Lam.

«Por su aspereza y su absoluta falta de complacencia hacia el lector. Por estar tan bien escrito/dibujado».

«"Toda ficción es un gran amor. Duran lo que deben durar: 300 páginas o 180 minutos. Empiezan y terminan y se conservan en la ficción"».

«(Lo que aparece entre comillas es una cita del libro...)»



GERARDO VILCHES


Fran (Fulgencio Pimentel), Jim Woodring.

«Podría haber escogido también La cuerda del laúd, en realidad. Lo elijo porque es el cómic en el que pienso más a menudo, el que más he vuelto a hojear y releer, y porque el universo de Woodring me tiene absolutamente obsesionado. Cualquier intento de explicarlo (y yo he hecho unos cuantos) es en el fondo inútil: lo esencial de Frank está más allá de la palabra».





EMMA RÍOS


Sunny (Viz), Taiyo Matsumoto.

«Porque me ha hecho recordar mi infancia con ansiedad y nostalgia, aún no pudiendo estar más lejos de la de los personajes».








Out of Skin, Emily Carroll.

«Porque fascina y da miedo, me enamoro de la gente horrible sobre la que escribe y es lo más parecido a Poe que me he encontrado desde... desde Poe».




CARLOS DE DIEGO


Mox Nox (Bang), Joan Cornellà.

«Lo que me pide Santiago para este texto no sé si lo puedo dar. Repaso la estantería en busca del tebeo editado en 2013 que más me haya gustado y encuentro que hay muy pocos; la crisis, supongo. Y como poner Beowulf no me parece apropiado, me decanto por Mox Nox de Joan Cornellà. Síííííí, ya sé que es amigo mío, ¿y qué queréis que haga? Las planchas de Joan son estupendas, perturbadoras, agradables, desconcertantes y terroríficas a la vez. Esos colores, esas caras, tienen algo que conecta y no sé definir».

«Pensar que con historietas mudas es más fácil llegar a la gente es inútil: internet está plagado de chistes, tiras y tebeos mudos que no van a ninguna parte. Lo de Joan es otro asunto y, posiblemente, el hecho de no poderlo explicar es lo que más me fascina. Luego te vas a tomar una copa con él y parece un tipo normal...»

«PD: Y como bonus, no puedo dejar de nombrar: El reductor de velocidad de Christophe Blain, lo leí este año, pero es del 2008. Impresionante».

PACO ALCÁZAR


Doctor, Doctor (¡Caramba!), Molg H.

«Molg H. es uno de mis dibujantes favoritos. Doctor, Doctor tiene título de chiste y de eso va la cosa. Sólo que los chistes aquí no parece que estén escritos por los médicos ni por los pacientes; parece que están escritos por las enfermedades. Doctor, Doctor me ha encantado porque es la clase de tebeo amoral, cruel, malvado, extraño, antihumano, antisocial, psicótico, grotesco, bello y GRACIOSO que a mí me hace feliz. Espero que dibuje muchos más».




TONI MASCARÓ


La tendresse des pierres (Magnani), Marion Fayolle.

«Sin duda uno de mis libros fetiche de este año ha sido el último de Marion Fayolle. Ya me pareció brutal y difícil de superar L'homme en pièces, pero con La tendresse des pierres me he quedado sin palabras. Fayolle es uno de los secretos mejor guardados del nuevo cómic francés, y este libro es una obra maestra que trata la búsqueda de un amor perdido: el de un padre moribundo. Un libro sublime, entre el cómic y el libro ilustrado».

«De los cuatro papeles grabados que dices, si me permites, Chufi sin lugar a dudas».

ALBERT MONTEYS


You Are All Just Jealous of My Jetpack (Drawn & Quarterly), Tom Gauld.

«Recopilatorio de los chistes que Tom Gauld dibuja para la sección literaria de The Guardian. Ingenioso, divertido y en las dosis justas para que funcione (no me entusiasman tanto los relatos más largos de Gauld). Un "ojalá se me hubiera ocurrido a mí" cada dos páginas, por lo menos».

«(Estaba entre éste, el Un romance de Blexbolex y el Prophet... pero éste es el que más he recomendado este año, así que...)»

KOLDO AZPITARTE


Los surcos del azar (Astiberri), Paco Roca.

«Mi tebeo del año es Los surcos del azar».

«Ahora que me hago viejo y sé que cada vez tengo menos tiempo, releer es un lujo... pero leer basura lo es aún más. Los surcos del azar me ha reconciliado con el placer de la relectura, ya que en cada nueva visita la obra crece y gana en profundidad. Paco Roca es un narrador excepcional y en esta ocasión tensa sus músculos como nunca para ofrecernos una historia de ropajes documentales que elude valientemente la complacencia. Una auténtica novela gráfica que marca una vez más el camino por el que muchos otros autores querrán transitar».

Hawkeye (Marvel), Matt Fraction, David Aja y otros.

«Para ser justos, hay otro tebeo que he releído con similar entusiasmo, el Hawkeye de Fraction y Aja. Es una obra más liviana, con sólidas raíces en la cultura pop y que abraza con entusiasmo la experimentación formal sin negar en absoluto su vocación de producto de consumo. Una delicia capaz de reconciliar al adulto autoconsciente con el niño que lleva dentro».

«¿De verdad tengo que elegir?»



DAVID RUBÍN


Conspiraciones (Astiberri), José Domingo.

«Por regalarnos un personaje con un carisma sobrehumano, el profesor Domenikus, que debería estar YA en el panteón de grandes personajes del cómic español, al lado de Carpanta, Anacleto o Sir Tim O'Theo».

«Y por ser un nuevo salto hacia la sorpresa por parte de José Domingo, creando una obra diametralmente opuesta en forma y fondo a su celebrado Aventuras de un oficinista japonés, pero en la que mantiene toda su garra y personalidad como AUTOR. Y por ser, posiblemente, el tebeo más inteligente y divertido de este último año».

13 comentarios:

Octavio B. (señor punch) dijo...

Me uno al show.
Yo creo que este año es el de Jim Woodring, aunque es dificilísimo elegir un solo cómic (Nilsen, Beowulf, Burns... cosecha hot, 2013). Peeero...Woodring tiene DOS "Franks" editados en 2013, el 1º, "La cuerda del laúd", superaba todo lo anterior del personaje, y el último ("Fran") superó a "La cuerda...", por lo que hablamos de una obra nacida a nivel estratosférico, de diez... ¡que no ha hecho más que crecer en calidad!, algo que ni en mis sueños más locos podía imaginar cuando descubrí Frank en 2011

Fernando Blanco dijo...

Buenas, pues yo me quedo con Potlatch de Marcos Prios y Danide, porque Danide es un montruo del dibujo, por las cargas de profundidad de Marcos, porque probablemente es lo mejor quejan hecho juntos o en solitario, por su atrevimientos formal y narrativo... Porque más allá del evidente mensaje sobre el consumismo, hay un potente y sutil mensaje sobre el "consumismo emocional" de la generación de internet, en la que la sobreoferta cultural, nos ofrece un marco referencial de experiencias emocionales vividas a través de los ojos de otros, que nos convierte en una especie de disminuidos emocionales incapaces de valernos en la vida, de la misma manera que el consumismo material nos priva de la capacidad de sobrevivir en el entorno natural.

Miguel A. Pérez-Gómez dijo...

Yo me quedo con el díptico Sois todos tontos/Todos los poemas hablan de ti de José Tomás y Juarma López

fulgencio pimentel dijo...

Tanto dar la nota para al final darme cuenta de que me dejo otros tantos títulos sin mentar. Ni siquiera he leído aún la mitad de los tebeos que a mi alrededor todos me dicen que debería leer: el Manel, el Paco Roca, El Beowulf, el Guirao, el último Fénix, DNA Failure, Beto Hernández, Guibert... Siempre puedo echarle la culpa al oficio, pero quién va a creérselo.

Sr. Ausente dijo...

Me hace muy feliz ver que se cita La Hora loca de Monteys, Las tribulaciones de Virginia de Pichard y la constancia de la Nela de Rayco Pulido. Son tres de mis lecturas favoritas de este año.

acolostico dijo...

Sólo uno. The gigantic beard that was evil de Stepehn Collins.

Una fábula surrealista con el toque de humor británico y una delicia de dibujo a lápiz.

Pepo Pérez dijo...

Para mí ya ha servido el post, porque acabo de pedir dos cosas a Ediciones Valientes gracias a la elección de Manolo. La antología PREGO y el que recomienda Manolo, el de Berliac, PLAYGROUND. Que, joder, lo vi en el GRAF, le eché el ojo (sí tenía controlado a Berliac, por el blog de Eddie Campbell, recuerdo leerle en comentarios y de ahí ver luego su trabajo en internet) pero luego se me olvidó comprarlo con el rollo de saludar-ji-ji-jaja.

¡Felices fiestas a todos!

Fran Garcia dijo...

Julio's day

OPA dijo...

¿Y Santiago García?

Santiago García dijo...

Hombre, Santiago García es el anfitrión de este blog y tienes todo un año de entradas para hacerte una idea de qué es lo que más me ha interesado. Hoy es el día de dejar que hablen los demás.

O dicho de otra manera, la pregunta relevante sería: ¿y OPA?

OPA dijo...

Pero un año de blog no es "algo sin pensarlo demasiado..."

Yo diría: esta entrada concreta del blog de Boulet que siempre me maravilla: http://bit.ly/19o6DOZ

Y "La Tectonique des plaques" de Margaux Motin. No la conocía y me ha explotado el cerebro un par de veces.

Santiago García dijo...

Venga, para que no se me acuse de escurrir el bulto, voy a decir un tebeo al que este año he cogido un cariño incomprensible. Creo que es porque lo siento como si fuera una especie de artefacto perdido de mi infancia en un planeta paralelo: GRANDES VERDADES DE LA HUMANIDAD, de Carlos de Diego.

Miguel dijo...

Para mi este año ha sido el del descubrimiento de la serie TEX a través de sus textones. Una serie de western impresionante de la que destaco los lobos rojos, cuyo guión y dibujo me parecen insuperables.También me ha encantado Nela, la autobiografía de Mizuki, la Infancia de Alan y Maestros Antiguos y me queda mucho y bueno por leer.Un gran año diría yo