lunes, 10 de diciembre de 2012

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 73: MAN-BAT


(PARTE DEL CAPÍTULO MONDO BATMAN)

MAN-BAT

¿Y si Batman tuviera superpoderes, y no sólo un traje con orejas? ¿Y si ese Batman superpoderoso no fuera precisamente Batman? Man-Bat fue la respuesta a estas y otras dudas que se plantearon al acercarse el efemérico número 400 de Detective en 1970, y el encargado de concebir semejante criatura fue Frank Robbins, guionista prolífico y autor de abundantes historias del Señor de la Noche cuyo mayor legado a la serie fue, precisamente, este Kirk Langstrom que toma sustancias prohibidas y sale a revolotear por las noches ayudado de su aparatoso sentido del radar. El otro padre de la criatura, Neal Adams, recordaba así la concepción del homo-quiróptero: “Era un día soleado y Frank Robbins había presentado tres argumentos que habían sido rechazados por Julie. Que era algo que Julie tenía tendencia a hacer. Robbins no quería marcharse sin tener una historia concretada, pero Julie era un editor muy paciente, así que permanecieron sentados en la misma posición durante una hora, gruñéndose ideas el uno al otro. En medio de esto Julie se volvió hacia mí y me dijo, “Eh, Adams, ¿tienes alguna idea?” Así que yo le dije, “Sí, tengo una gran idea.” Me dijo, “No, estás de broma.” Yo dije, “Vale, olvídalo.” Entonces Frank dijo, “No, ¿de qué se trata?” y yo dije, “¿Me vais a escuchar o no?” Y me escucharon de mala gana.

Resulta que hay un científico que es un gran fan de Batman. Tanto que ha dedicado su trabajo a obtener un extracto de murciélago que pueda convertir a Batman en un auténtico hombre-murciélago, consiguiendo las habilidades de un murciélago. A través de una serie de circunstancias inesperadas, es él quien acaba tomando el suero y se convierte en un hombre-murciélago. Ahora no parece gran cosa, pero entonces era algo nuevo. Era una idea tan obvia, que había que estar loco para no hacerla.

Pero Julie dijo, “Estarás de coña”. Y yo dije, “Julie, ¿cómo se va a sentir DC si Marvel saca un hombre-murciélago y le sale bien? ¡Porque pueden hacerlo!” Entonces Julie dijo, “¿Lo dibujarás tú?” Robbins acabó escribiéndolo, y ése es el origen de Man-Bat.

Man-Bat fue popular desde el primer instante, volviendo periódicamente a la serie en historias que eran un tira y afloja entre los desmanes provocados por Langstrom bajo su forma animal y la voluntad de Batman de curarle sin hacerle daño, todo esto con la complicación añadida de Francine, la esposa de Kirk, a la que ocasionalmente también le crecían vello y alas membranosas. Man-Bat ha sido protagonista de sus propias aventuras en diferentes épocas y formatos, desde la recordada serie que aparecía en Batman Family durante los 70, con dibujos de Michael Golden, hasta la reciente colección de “prestiges” pintados por John Bolton, pero como tantos superhéroes-monstruos da la sensación de haberse quedado al borde de algo más de lo que ha llegado a ser en realidad.

En la serie de animación ha aparecido majestuoso (suyo fue el episodio inaugural) y fiel al concepto original, mientras que Hollywood parece que aún no se ha dado cuenta de que sería un gancho visual espléndido para una película de alto presupuesto y notables efectos especiales.