viernes, 18 de febrero de 2011

UN MATRIMONIO INMINENTE


Scenes From An Impending Marriage (Drawn & Quarterly, 2011) es la prueba de que Adrian Tomine es más divertido (y más penetrante, y más interesante) cuando se relaja haciendo alguna chorradita de calibre menor que cuando trabaja en serio. Un fenómeno, por cierto, que afecta a otros muchos autores, los cuales parecen agobiados y enconsertados por el miedo escénico y que, sin embargo, cuando se dejan llevar por la inconsciencia del momento permiten que todo su talento salga a raudales y sin censura. El detalle cotidiano, el diálogo veraz y la ironía nerviosa están todos presentes en este minúsculo librito íntimo que ahora se ha hecho público. Creo que por eso es por lo que lo he disfrutado mucho más que aquella cosa tan envarada que era Shortcomings.

Por eso o porque el tema me interesa, no sé.

6 comentarios:

Guadalupe dijo...

¡O sea, que te casas!

David Muñoz dijo...

¡O sea, que te casas!

santibilbo dijo...

Es curioso, pero Shortcomings, para gente que no es del mundillo gusta mucho, no sé si por su aire trascendente o indie, no sé si por tratar relaciones de pareja, pero creo que supera una barrera que otros independientes no pueden no por aspectos formales complejos, sino por ser demasiado frikis( desde el Clowes de David Boring o Caricatura a algunos momentos de Burns.Que por cierto también se envaran a veces).
Confieso que no entiendo el menosprecio por Tomine cuando se pone trascendente, ya sea en Sonambulo o en la obra mencionada.Yo también lo encuentro a veces envarado, artificioso y con aire indie.Y otras me deja perplejo y deseando bucear.Maneja magnificamente las elipsis, es muy bueno en los rostros y sabe manejar el encuadre para sugerir estados de animo.Ciertamente , para gustos colores, pero a veces tengo la impresión que a él no se le perdona lo que se consiente a otros, imagino que por afinidad o por ser refrentes de un tipo de aficionado.Yo a los independientes americanos los conocí casi al tiempo que a los superheroes, o sea con 30 años(quiero decir, con cierto conocimiento, lei pijamas de chaval y Clowes recien licenciado) y confieso que a los ultimos les veo mucho las costuras, aunque el talento es indudable, hasta cuando sabotean sus propios tópicos.Y a alguien que hizo Rubia de Verano se le permite caer en fuera de juego, porque lo que importa es el desmarque y todo lo que eso aporta al juego.Ah, y felicidades si te casas!

bruno dijo...

Señor, sus fans esperamos impacientes "¡García!", ¿qué nos puede decir al respezto? ¡hace un año que babeamos con el concepto!

Santiago García dijo...

santi: a mí me mola mucho Tomine, ¿eh? SUPERFAN. Le sigo fielmente desde hace años. Ahora bien, sin entrar ahora en grandes disquisiciones, simplemente te digo que Shortcomings me pareció chungo, y lo he releído un par de veces y me lo ha seguido pareciendo, para mi desgracia. Pero vamos, si lleva la palabra Tomine en portada, yo voy a por ello, como ha sido el caso de este librito del matrimonio.

bruno: me alegra que me haga esa pregunta, ejem... El resumen es que son muchas páginas y Manel hace lo que puede. Ya lleva bastante avanzado, pero aún le queda. In Manel we trust! Tal vez sea oportuno que escriba un post actualizando un poco las noticias sobre este proyecto. Que no cunda el pánico: ¡estamos en ello!

Por lo demás, a todos: sin comentarios!!

Iván R. dijo...

de Tomine lei algo en la revista mundo idiota, la edicion española de neat stuff de bagge