lunes, 13 de abril de 2015

YUNA


El próximo sábado en el Salón del Cómic de Barcelona, Javier Olivares y yo coincidiremos en una de nuestras sesiones de firmas con Juaco Vizuete, lo cual me parece fantástico porque Juaco es el coautor de una de las novelas gráficas en las que estoy trabajando ahora mismo: YUNA.

Como es bastante frecuente en casi todos mis proyectos, la historia de Yuna se remonta a hace muchos años. Es una idea que fue madurando lentamente en mi cabeza y a la que le fui dando vueltas hasta que empezó a convertirse en un tebeo real con la participación de un dibujante real.

Juaco Vizuete es uno de mis dibujantes favoritos de la generación que se inició en los noventa. La obra con la que se dio a conocer fue El resentido, una saga adolescente en forma y contenido donde todo el talento desbocado de Juaco estallaba sin control. En El resentido se ve a un autor joven con muchas cosas que contar que busca la forma de contarlas mientras atraviesa por todo tipo de fases y quema mil influencias gráficas. Creo que hoy ha quedado como una de las obras quintaesenciales del indie español, junto al Freaks in Love de Sergio Córdoba.

Juaco no ha sido muy prolífico desde entonces, pero ha sido capaz de darnos dos de las novelas gráficas que más me han impresionado en la última década. La primera de ellas, El experimento, la conocí en forma de fotocopias sueltas de algunas páginas y creo que aquello sirvió aún para aumentar la fascinación que me producía aquella extraña fantasía perversa inspirada en unos héroes al estilo de Los Cuatro Fantásticos de Jack Kirby. La segunda, Lo primero que me viene a la mente, es de mis tebeos favoritos de 2014, una de los más intensos y auténticos acercamientos a la infancia que se han dado en la historia de nuestro cómic. Aunque El experimento y Lo primero que me viene a la mente son superficialmente muy distintas, creo que en el fondo las une la misma corriente profunda. Los temas que trata Juaco, y la forma que tiene de tratarlos, es algo que me afecta de manera muy personal y muy íntima.

Yo estaba deseando colaborar con Juaco, y Yuna ha sido lo que me ha permitido cumplir ese sueño. Es un proyecto que hemos acariciado durante años y que por fin está en marcha y avanzando a buen ritmo. Juaco ha producido ya un montón de páginas y si todo sale como deseamos estará en las librerías en el último trimestre de 2015. Tampoco nos preocupa demasiado que se pueda retrasar un poco, porque lo único que verdad nos importa es que salga algo con lo que nos quedemos contentos. Y de momento así está siendo: las páginas de Juaco son maravillosas. Además, como siempre sucede en cada uno de sus trabajos, no se parecen a nada de lo que ha hecho antes.

Yuna es una novela gráfica de unas 200 páginas que publicará Astiberri. Juaco y yo esperamos que os guste a todos.

[Por cierto, que en realidad Juaco Vizuete y yo ya habíamos colaborado anteriormente, en uno de los finales alternativos que hicimos para El Vecino 1, y que en su día se publicaron en la revista Trama].