martes, 31 de marzo de 2015

CAMPAÑA ANTIRROBO (FULGENCIO PIMENTEL)



Unos hijosdeputa han robado a Fulgencio Pimentel, que es una editorial muy pequeña de cómics y literatura que publica libros muy grandes. A nadie le viene bien que le quiten lo que es suyo, y más si son sus herramientas de trabajo, pero las empresas más pequeñas están aún más indefensas ante las desgracias. Fulgencio Pimentel ha hecho un llamamiento a sus lectores y ha puesto en marcha una iniciativa por la cual te regalan un libro si compras otro entre algunos seleccionados de su catálogo. Aunque por amistad con César Sánchez y Alberto García Marcos, los dos cabecillas de la operación, les deseo una pronta recuperación, profesionalmente no tengo ningún interés especial en la editorial (es decir, no he publicado nada con ellos). Ahora bien, como lector de cómics y aficionado al medio, me interesa mucho que una editorial que ha mostrado un gusto exquisito y se ha preocupado por poner en el mercado español libros fundamentales durante estos últimos siga funcionando y, aún más, que prospere. Por eso os pido que hagáis caso a su llamada y les compréis algunos libros cuanto antes. A lo mejor lo estabais dejando pasar y pensabais hacerlo cualquier día de estos. Bueno, pues ahora es el momento.

Entre los que están incluidos en la promoción, os puedo recomendar:

Las cosas de la vida, de Gérard Lauzier. Una serie de historietas de humor urbano publicadas originalmente en los setenta y que siguen siendo asombrosamente vigentes. Lauzier fue un pionero del cómic para adultos y personalmente uno de mis autores favoritos y de los que más me han marcado. El libro es maravilloso.

Dos libros de Frank de Jim Woodring, Filigranas del clima y La cuerda del laúd. Woodring es un maestro del surrealismo moderno. En Mandorla he escrito sobre él en varias ocasiones.

Ojalá que te vaya bonito, de Bendik Kantelborn, un libro de humor imaginativo y moderno.

Los dos libros de Simon Hanselmann, Hechizo total y Bahía de San Búho. No soy tan fan como la legión de conversos que parece haber conquistado recientemente en España, pero es uno de los nuevos valores más originales y divertidos de este último par de años. Merece mucho la pena conocerlo.

L'amour (el amor sin amor), el primero de los dos volúmenes de Vampir de Joann Sfar publicados por la editorial. Romanticismo posmoderno, delicioso de leer, te lo tragas sin darte cuenta.

En cuanto a Días felices en el infierno, el libro del poeta húngaro György Faludy, lleva unas semanas en mi mesilla de noche esperando turno, así que no puedo decir nada más que tiene una pinta estupenda.

Los anteriores son los libros que están incluidos en la promoción especial «antirrobo», pero el catálogo de Fulgencio Pimentel tiene otras joyitas que también les ayudarán a tapar el agujero si se las encargáis. Permitidme mencionar sólo unas cuantas:

Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen, nominado este mismo año a mejor obra extranjera en el Salón del Cómic de Barcelona. Es uno de los mejores tebeos que he leído en mi vida. Aquí podéis encargar la primera parte y aquí la segunda. (Falta por salir la tercera).

Culto Charles, de José Ja Ja Ja. Una locura y uno de los cómics de autor español más originales de los últimos años. Ha servido para que José Ja Ja Ja esté nominado a autor revelación en los premios del Salón de este año.

Todo y nada, de Sammy Harkham, una obra de una belleza y una profundidad poco comunes. Aquí escribí sobre la versión americana del libro, titulada Everything Together.

Grandes preguntas, la obra más grande del grandísimo Anders Nilsen. Escribí sobre este libro en Mandorla.

Terry, una antología fantástica para iniciarse en el lado más artístico del nuevo cómic contemporáneo, con gente de talento abrumador como Olivier Schrauwen, Los Bravú, Michael DeForge, Rayco Pulido, Nacho García o el maestro japonés Seiichi Hayashi.