martes, 20 de noviembre de 2012

CONTRA LA SUPRESIÓN DE LA BECA DE CÓMIC DE LA ALHÓNDIGA DE BILBAO

Hace unos días escribí sobre la desaparición de la beca a la creación del cómic que concede la Alhóndiga de Bilbao, una auténtica tragedia para el cómic español de nuestros días. Aquí podéis revisar aquella entrada si queréis poneros en antecedentes sobre el asunto: Lo peor ha llegado.

En aquel post, avisaba de que muchos profesionales del cómic estaban trabajando en la manera de expresar la consternación que ha causado este asunto en el sector, con los autores a la cabeza. Hoy se han hecho públicos dos documentos al respecto, una carta dirigida a Lourdes Fernández, la directora de la Alhóndiga que ha tomado la decisión, y que está firmada por una enorme lista de historietistas, críticos, editores, profesores y artistas no sólo españoles, sino de todo el mundo, y una nota de prensa que se ha distribuido a los medios de comunicación.

Os animo a leer los dos textos:

Carta a Lourdes Fernández

Nota de prensa

[Ni la carta ni la nota son obra mía, sino de un colectivo espontáneo de historietistas preocupados por el tema; yo me limito a suscribir la iniciativa y a darle difusión dentro de mi alcance].

Reproduzco a continuación el contenido de la nota de prensa:


Autores de todo el mundo y figuras internacionales del ámbito del arte firman un comunicado de apoyo a una iniciativa esencial para los jóvenes creadores

EL CÓMIC SE MOVILIZA CONTRA LA SUPRESIÓN DE LA BECA ALHÓNDIGAKOMIK

Entre los firmantes, el premio Pulitzer Art Spiegelman, todos los Premios Nacionales de Cómic, el artista visual Rogelio López Cuenca, la Directora del Museo ABC de Dibujo e Ilustración Inmaculada Corcho, el prestigioso historietista Chris Ware, periodistas, teóricos, artistas plásticos y profesores universitarios, nacionales e internacionales

Consolidada como un referente fundamental en el campo de la historieta en nuestras fronteras, y fuera de ellas, la beca AlhóndigaKomik desaparece ante la sorpresa del mundo del cómic que, lejos de quedarse con los brazos cruzados, ha decidido movilizarse, en una oleada de solidaridad nunca antes vista en el medio, para que pueda tener continuidad una iniciativa pionera cuya trayectoria queda truncada con su drástica cancelación. Su trascendencia cultural y su apoyo a los jóvenes creadores se rompen, a pesar de sus logros artísticos y el capital simbólico que había conseguido en estos años. Una beca única en España, reconocida a nivel internacional, convertida en un ejemplo a seguir, al igual que las acciones en torno a la historieta
programadas en La Alhóndiga de Bilbao.

En sus cinco años de vida la beca había obtenido excelentes resultados. Destinada a promover el trabajo de jóvenes autores, los candidatos presentaban un proyecto que luego desarrollaban en La Maison des Auteurs de Angulema (Francia). Clara Tanit, Lola Lorente, Álvaro Ortiz, Martín Romero, Alfonso Zapico –reciente Premio Nacional- pasaron por allí y lograron no sólo terminar sus obras sino publicarlas en España y en el mercado internacional, con galardones incluidos. La beca venía a cubrir un hueco estratégico que permitía a nuestros autores afianzarse profesionalmente. Algo muy importante en cualquier campo artístico y de manera especial en el cómic, un medio en alza y que no cuenta con ningún tipo de formación reglada. Además, tampoco resultaba muy costosa. Al parecer, la supresión no se hace por motivos presupuestarios.

Aquellos que trabajan en el mundo del cómic ven con gran pesar cómo les quitan algo que funcionaba y que mantenía una puerta abierta al futuro. De alguna manera, la beca era un símbolo. El escrito ha recibido muchas adhesiones en muy poco tiempo. La beca es necesaria. La Cité Internationale de la Bande Dessinée et de l ́Image mantiene su disponibilidad a la colaboración internacional y la parte que le corresponde en la financiación de esta beca. “Debería tener continuidad porque si no, todo el trabajo anterior quedará incompleto”, señala Alfonso Zapico, Premio Nacional. “Creo que ni siquiera los responsables de la Alhóndiga son conscientes de la trascendencia -a nivel cultural- de la oportunidad que ofrecen a los jóvenes creadores en aquella pequeña ciudad del sudoeste francés”.
Entre los firmantes se encuentran el Premio Pulitzer Art Spiegelman, autor del célebre Maus, un best-seller en el ámbito de la novela gráfica, y otros nombres fundamentales del cómic contemporáneo tan prestigiosos como Vittorio Giardino, Lewis Trondheim o Chris Ware (con unFirst Book Award en 2001 de The Guardiannunca antes otorgado a un cómic, e invitado a la Bienal del Whitney Museum Of American Art en 2002, entre otras muestras). La lista de apoyo cuenta además con la firma de representantes del mundo del arte y la cultura: el artista visual Rogelio López Cuenca, la Directora del Museo ABC de Dibujo e Ilustración Inmaculada Corcho, más un buen número de artistas visuales, pintores y escultores, además de catedráticos y otros profesores universitarios nacionales e internacionales, ensayistas,teóricos, periodistas, escritores...

“La inversión en cultura también es necesaria para Europa desde el punto de vista económico”, ha declarado el historietista italiano Vittorio Giardino. “La cultura es nuestro petróleo, lo mejor que podemos ofrecer al resto del mundo”.

Otros nombres prestigiosos del cómic internacional han firmado (Ben Katchor, Benoît Peeters, Paul Karasik, David Lloyd, Thierry Smolderen, Enrico Marini, Diego Agrimbau, Jessica Abel, Bryan Talbot...), y por supuesto también de España. Una llamada de atención sin precedentes, a juzgar por el número y prestigio de las firmas recogidas. Entre ellas todos los Premios Nacionales de Cómic de España y Cataluña otorgados hasta el momento: Max, Gallardo, Paco Roca, Hernández Cava, Bartolomé Seguí, Santiago Valenzuela, Alfons López, Cifré, Kim, Alfonso Zapico...

“La beca de cómic de Alhóndiga Bilbao ha supuesto una ayuda increíble”, explica Alvaro Ortiz, su último ganador, que ha visto como fruto el lanzamiento de la novela gráfica Cenizas. “Ya no sólo por el lado económico, que también, sino por el hecho de haber podido estar en Angoulême todo el 2011 en un ambiente de trabajo estupendo. Como yo, han sido varios los que se han beneficiado ya de la beca y, si miras los cómics que han publicado, son trabajos estupendos que han tenido bastante repercusión tanto en España como fuera. Después de todos estos años la beca se había convertido en un gran referente, y no existe ninguna otra ayuda similar para dibujantes de cómics”.

Entre los firmantes destacan igualmente Miguelanxo Prado, Rubén Pellejero, José Ma Beá, Ana Miralles, Mauro Entrialgo, Javier Olivares, Sergio García, José Luis Munuera, Manel Fontdevila, Horacio Altuna, Keko, Ángel de la Calle, Pepo Pérez, Santiago García, David Rubín, Laura, Javier de Isusi, Monteys, Juan Berrio, Carlos Portela, Díaz Canales, Pablo Auladell, Sonia Pulido, Bernardo Vergara, Cristina Durán...