martes, 22 de junio de 2010

HISTORIA DE UNA DESAPARICIÓN


Me acaba de llegar El destino del artista, de Eddie Campbell, publicado por Astiberri, que es un libro que he tenido la fortuna (y la desgracia) de traducir. La fortuna, porque es uno de esos trabajos de los que uno se siente orgulloso por haber podido participar; la desgracia, porque fue un trabajo arduo. Y no sólo para mí, también para el equipo de diseño y maquetación de Astiberri, que se ha tirado meses trabajando en este libro. Afortunadamente, parece que Campbell ha quedado más contento de la edición española que de la original.

Eddie Campbell tiene una fama un poco equívoca en España. Diría que incluso fuera de España. Es el «gran maestro desconocido de la novela gráfica», por así decirlo. Para la mayoría del público es el «dibujante malo» del From Hell de Alan Moore. En mi opinión, From Hell es lo menos interesante que ha hecho en su carrera, y creo muy posible que dentro de unos años se le recuerde por obras como El destino del artista o Alec. Además, es un tío inteligente y aficionado a las polémicas, un historietista que no ha tenido reparos en reflexionar sobre su arte y su industria, lo que le llevó a redactar un documento tan interesante como su «Manifiesto de la novela gráfica», que con bastante socarronería, es uno de los análisis más lúcidos de este fenómeno y que todavía no ha perdido vigencia. Al contrario, yo diría que cada día que pasa es más actual.

Precisamente Alec es lo que estoy traduciendo ahora mismo: un tomazo de más de 600 páginas que recoge toda la obra autobiográfica de Campbell desde los años ochenta. O seudoautobiográfica, porque Campbell -en un recurso que recuerda mucho al que utiliza Tatsumi en Una vida errante- se proyecta en Alec MacGarry, aunque conserva por otra parte los nombres propios de los demás personajes de su vida/historia. Creo sinceramente que Alec es uno de los mejores tebeos autobiográficos que se han publicado nunca, o mejor dicho, uno de los mejores tebeos, sin más. Contiene algunas obras maestras del medio (Grafitti Kitchen y How to be an Artist, por ejemplo) y tiene una profundidad, una soltura, una resonancia y un tono que no he visto prácticamente nunca en cómic.

Aparte, yo considero a Campbell un gran dibujante.

El destino del artista es como el corolario de Alec. Después de toda una vida haciendo cómic autobiográfico, el artista se encuentra con que ha llegado al límite de la autobiografía. ¿Cómo continuar? ¿Cómo escapar del callejón sin salida? ¿Se puede vivir de verdad algo si se está viviendo para escribirlo? ¿Puede desaparecer el autor de una obra en la que es el protagonista? Este libro cuenta la historia de esa desaparición, de ese intento de reconstruir la frontera entre realidad y ficción.

La crisis no es un mero ejercicio de estilo -a pesar del despliegue de técnicas que hace Campbell en el libro-, sino muy real: las siguientes obras de Campbell han tirado hacia la ficción de género, en un intento de renovar sus energías creativas.

Uno casi se siente tentado de decir que El destino del artista es una obra de madurez, pero quien lea Alec se dará cuenta de que Campbell nació (como artista) ya maduro. Y al mismo tiempo, es eternamente joven.

Ya va siendo hora de descubrirle.

15 comentarios:

el tio berni dijo...

Eddie Campbell es enorme, y El destino del artista y Alec son lo mejor de lo mejor. Cómo lo vamos a pasar (re)leyendo estos tebeos, jo. Y yo también creo que es un dibujante muy bueno. Piensa mucho cada dibujo, cada bocadillo, cada página, y aunque su estilo es así como esquemático, se reconoce todo (y a todos) a la perfección.

Para mí, la edición de estos libros de Campbell era una deuda pendiente en el panorama español. Otra espinita que nos sacamos.

gerardo dijo...

Pues yo siempre he pensado que en From Hell hace un trabajo soberbio, así que si me dices que aquí está todavía mejor, no puedo esperar a leerlo... Le tengo muchísimas ganas, y más confirmando que la edición española va a estar a la altura.

Una pregunta: ¿no sabrás si está prevista la publicación de Baco? Si puedes decirlo, claro xD.

Un saludo.

The Watcher,

Pepo Pérez dijo...

A mí Grafitti Kitchen y How to be an Artist me flipan. Esta última, por cierto, es un buen testimonio directo de lo que fue el boom de novela gráfica del 87.

Santiago García dijo...

gerardo, yo también creo que Campbell está soberbio en From Hell. Pero sí que he oído más de una vez eso de que From Hell estaba mal dibujado, por eso lo decía.

Tampoco quería decir que Alec o El destino del artista estén mejor o peor dibujados que From Hell, sino que como obra, me interesan bastante más. A ver qué te parece cuando lo leas, pero a mí no se me ocurre ningún cómic con el que comparar Alec. Es algo único. De todas formas, todavía faltan meses para Alec que salga en España, ¿eh?

En cuanto a Bacchus, no tengo ni idea, la verdad. No es que no lo pueda decir, es que no lo sé. De todos modos, ¿no se llegó a publicar algo en nuestro país? Me suena remotamente, hace ya unos cuantos años... ¿alguien sabe...?

gerardo dijo...

Se publicaron dos tomitos tipo prestigio, la Factoría de Ideas, que publicaba bastante mal. La dejó incompleta, por eso llevo desde entonces esperando que otra se atreva.

Y ya, Alec si no recuerdo mal está programada para finales de año, ¿no? De momento con El destino del artista tenemos de sobra. ¿De la traducción de Alec también te ocupas tú?

Un saludo.

The Watcher.

Santiago García dijo...

Sí, sí, lo estoy haciendo ahora mismo. Está siendo mi Acme particular, ja ja (me río por no llorar).

gerardo dijo...

Leído El Destino del artista: una joyita, tenías toda la razón. Enhorabuena por el curro de traducción, que se ve que no es nada fácil meterse con un texto así. A mí traducir es algo que siempre me ha parecido uno de los trabajos más difíciles que hay, por eso valoro muchísimo cuando se hace bien. Es algo a lo que me gustaría dedicarme algún día, la verdad, me atrae mucho.

Y bueno, en realidad toda la edición lleva un trabajo impresionante. Las letras capitales que son "collage", para entendernos, ¿son adaptadas o creadas por el maquetador de la edición española o las proporcionó el propio Campbell?

Un saludo y mucho ánimo con Alec, estaremos esperando :).

¡Ah, se me olvidaba! Hoy mismo me he pillado un tomo de aquellos de Grandes Sagas de los Vengadores, que lo he visto saldado, y me ha sorprendido encontrarme tu nombre en los créditos, siendo como es del año 94... Empezaste realmente pronto, ¿no?

Santiago García dijo...

Gracias por la felicitación, gerardo. La verdad es que Campbell es un desafío, pero hay gente por la que merece la pena hacer un esfuerzo extra, y éste es uno de esos casos. Me alegro sobre todo de que te haya gustado el tebeo.

Y sí, empecé pronto, antes de los Grandes Sagas aquellos (si no recuerdo mal, debe de ser de la etapa aquella con el Caballero Negro y Sersi... que en su día me gustó mucho, por cierto). Debo de estar a punto de cumplir los 20 años de actividad profesional continuada, si no los he cumplido ya. Si te digo cuál fue el primero...

Santiago García dijo...

Ah, por cierto, creo que las capitulares fotográficas de cada capítulo son creación completa y original del equipo de diseño, no sé si de Manuel Bartual en persona o de alguna otra persona. Pero vamos, que se han hecho específicamente para la edición española.

gerardo dijo...

Sí, el Caballero Negro, Sersi, Crystal... No están mal, unos Vengadores un poco caóticos y burros, pero tienen su aquél. Y ya me dejas con la curiosidad: ¿se puede confesar ese primer tebeo traducido? :).

Y lo de las letras, pues más razón para alabar el trabajazo. Da gusto ver cómics editados así.

Gracias por la respuesta y un saludo.

el tio berni dijo...

Sí, yo he estado comparando las capitales de la edición original y de la edición de Astiberri y hay un montón de trabajo y fotografías originales en la edición española. Un trabajo MUY bien hecho, por cierto, que casa perfectamente con la edición original. No sé si Campbell lo habrá revisado o no, pero me parece que es tirando a maniático en ese sentido... ¿no?

¡Y el pueblo quiere saber de esa primera traducción inconfesable!

Santiago García dijo...

No, no, de inconfensable nada, es sólo que es un título curioso que hoy ya casi me resulta entrañable. Fue esto:
http://www.universomarvel.com/fichas/esp/spidmf101.html

gerardo dijo...

Jeje, mucha letra al menos no tenía, ¿eh, Santiago? :). Pero sí, es hasta entrañable, a estas alturas.

Manuel Bartual dijo...

Por alusiones: la responsable de la rotulación de El destino del artista ha sido Ana González de la Peña, rotulista desde hace varios años de la gran mayoría de los títulos que publica Astiberri. En este libro de Campbell ha metido sus buenas horas, porque al margen del trabajo "visible" (trasladar la rotulación original al español todo lo fidedignamente posible) hubo también toda una parte de trabajo "invisible" consistente en limpiar todos los textos originales, incluidos los de las tiras de prensa, que son los que más trabajo dieron al tener un fondo con textura de papel antiguo.

Yo me he ocupado de maquetar la cubierta siguiendo el diseño original y de preparar, con permiso de Eddie Campbell, las nuevas capitulares. "Have fun", nos dijo, y eso procuré hacer. En total creo que fueron cinco capitulares nuevas las que necesitábamos. Cuando tuvimos terminado el libro se lo enviamos a él para que lo revisara antes de mandarlo a imprenta. "I am very pleased with the way it's looking. The initial on page 3 is good. In fact all of the new initials are funny. Well done", nos decía en un extenso mensaje en el que además nos indicaba algunos errores de la edición original que aprovechamos para corregir en la española.

Fran J. Ortiz dijo...

El pasado domingo leí (y disfruté) EL DESTINO DEL ARTISTA, así que espero con ansias ese ALEC. Sobre todo con referencias como la de Tatsumi... :-)

Eso sí: más interesante que el FROM HELL no me parece nada, pues es mi tebeo favorito de los últimos 20 años. Raro que es uno... :-)

Y dicho sea de paso: enhorabuena por tu trabajo (todo), incluido este blog.