jueves, 5 de noviembre de 2015

CÓMICS SENSACIONALES

Hoy sale a la venta mi nuevo libro, Cómics sensacionales, publicado por Larousse.

Cómics sensacionales no es un cómic, pero sí es un libro sobre cómic. O mejor dicho, sobre cómics. Muchos. Exactamente sobre 79. Son cómics acerca de los cuales he escrito breves ensayos explicando un poco mi relación personal con ellos. Porque los cómics no existen en el vacío, sino en un lugar y un tiempo, y sobre todo en la vinculación personal y afectiva que establecemos con ellos. Los cómics forman parte del mundo, y mi mundo lo han formado los cómics, y finalmente de eso es de lo que va este libro, de lo que ocurre cuando pasas por la vida decidiendo que los cómics son la cosa más importante de todas. No la literatura, ni la música, ni el cine, sino los putos tebeos. Esos objetos raros y maravillosos que nos gustan más cuantos más leemos.


Larousse se puso en contacto conmigo el año pasado para proponerme hacer este libro. La editorial que todo el mundo conoce por la enciclopedia (aprovecho para comentar que precisamente la Larousse es la enciclopedia que compró mi padre y que teníamos en casa cuando yo era pequeño) venía publicando una serie de libros dedicados a selecciones personales de obras por parte de autores de sectores especializados de la cultura, y ahora quería añadir un título sobre cómics. Después de El cine que me importa, de Javier Tolentino, Canciones para enmarcar, de Jaime Urrutia y Libros peligrosos, de Juan Tallón, ahora vendrían La vida va en serie, de Quim Casas, y mi Cómics sensacionales.

Así fue como empezamos a trabajar, con el entendimiento de que escribiría un puñado de comentarios sobre cómics que me interesaran, con libertad absoluta de contenido y forma por mi parte. No un diccionario, ni una enciclopedia, ni una guía, sino lo que llaman un libro de autor. El plan original era aproximarse a los volúmenes previos de la serie, es decir, tapa blanda, formato de bolsillo y un encarte a color con algunas imágenes seleccionadas. Pero en algún momento del proceso la bola de nieve empezó a crecer. A mí, por supuesto y como no podía ser de otra manera, se me fue la cabeza con los textos, y al mismo tiempo el equipo editorial se entusiasmó con el proyecto y decidió hacer un libro más grande y más vistoso. Al fin y al cabo, ¿qué es un libro de cómic sin profusión de dibujos? Cuando quisimos darnos cuenta, Cómics sensacionales se había convertido en un hermosísimo volumen de tapa dura a todo color que había acabado sobrepasando en más de 100 páginas nuestras previsiones originales. Un feliz desmadre.



Éste es el momento adecuado para mencionar cuánto me ha ayudado el equipo de Larousse a completar este libro satisfactoriamente. Yo, que estoy acostumbrado a trabajar con Astiberri, donde me siento como en familia, no sabía qué podía encontrarme al salir de mi zona de comodidad, pero el trabajo constante, eficaz y amable del departamento editorial encabezado por Jordi Induráin y Carlos Dotres ha sido valiosísimo para permitirme trabajar con tranquilidad (¡pero sin desmayo!) durante todos estos meses. A Carlos quiero agradecer en especial no sólo sus minuciosas revisiones, sino ese impresionante índice de nombres y términos que aparece al final y que es obra suya. Terminada la fase editorial, ahora estoy trabajando con el departamento de promoción, donde Enrique Vicién y Eva Zamora se están preocupando de que el libro llegue a donde tiene que llegar (o sea, a los lectores). A todos ellos quiero agradecer su apoyo a Cómics sensacionales. Y al gran Paco Roca quiero agradecer muy especialmente la maravillosa portada que nos ha dedicado.

Quienes vengan siguiendo este blog desde hace años ya sabrán cuánto me gusta escribir sobre cómics, a pesar de que recientemente no haya tenido tiempo para hacerlo como solía. En Cómics sensacionales se van a encontrar una versión ampliada de lo que se han podido encontrar aquí. Hay cómics de todas las épocas, orígenes y estilos. Por poner cinco ejemplos completamente dispares, digamos que en sus páginas conviven el Pato Donald de Carl Barks con Psychopathia Sexualis de Miguel Ángel Martín, El arte de volar de Altarriba y Kim con Fénix de Osamu Tezuka y La familia Ulises de Benejam con Arsène Schrauwen de Olivier Schrauwen. No todos los textos son iguales, ni tienen la misma extensión, pero en general todos los he intentado abordar con una perspectiva personal a partir de la cual pudiera dar una información básica sobre la obra y el autor y hacer algún tipo de análisis crítico. Al menos ésa ha sido la intención.

La selección ha estado determinada no sólo por mi propia biografía como lector de tebeos, sino también por las circunstancias prácticas que han rodeado a la redacción del libro. Cómics sensacionales está escrito principalmente en Baltimore, con algunos viajes intermedios a Madrid. No siempre he tenido el acceso a todas las obras y fuentes que hubiera querido, y no he escrito sobre nada que no pudiera releer, porque no iba a escribir un libro como éste de memoria. De hecho, uno de los grandes alicientes que este trabajo tenía para mí era que me permitía hacer un repaso de todas mis lecturas mirándolas con perspectiva desde este momento de mi vida. Porque sí, en mi corazón habitan Tintín y Superlópez y tengo grabadas en la memoria sus imágenes de forma imborrable, pero, ¿cómo es volver a leerlos treinta y cinco años después? Porque no soy el mismo hoy que con doce años. Esa experiencia me interesaba mucho y era una de mis motivaciones principales.

Así pues, sólo elegí obras que no sólo hubieran sido importantes para mí en algún momento de mi vida, sino que además estuvieran ahora mismo a mi alcance (eso explica las dos más flagrantes omisiones, El extraordinario Pepe de Cabú y Steve Pops: Operación Relámpago, de Devos). Pero asumo con naturalidad las omisiones provocadas por esta limitación. Forman parte de las circunstancias de la vida, que son al fin y al cabo las que también ha creado nuestra identidad como lectores de tebeos. Yo de niño no leía exactamente lo que elegía, sino lo que había disponible, y creo que ésa es una lección que si sabemos aprenderla nos ayuda a ser más felices en la vida. Por otra parte, aun con estas limitaciones no conseguí reducir mi lista final de títulos elegidos por debajo de los 160. Teniendo en cuenta que sólo han acabado entrando 79, creo que tenía material de sobra no sólo para Cómics sensacionales, sino también para Más cómics sensacionales (¿o debería ser Cómics más sensacionales?). Dicho de otra manera: garantizo que en la lista final no se ha colado ningún título de relleno. Todos son sensacionales.

Durante las próximas semanas colgaré en este blog algunos de los ensayos incluidos en el libro, para que veáis de primera mano su contenido. Y si las fuerzas y el tiempo me lo permiten, también me gustaría ampliar el contenido del volumen añadiendo algunos textos sobre obras que estaban en la lista y finalmente no entraron. Extras, si así queréis llamarlos. No prometo nada, pero ésa es mi voluntad.

Y de momento no añado más. Os dejo leer, que Cómics sensacionales es un libro que lleva a muchos otros libros. A todos esos cómics que están dentro de él, y a todos esos cómics que están fuera de él.


7 comentarios:

Alberto Ruiz dijo...

Ya tengo el libro , enhorabuena ,me parece magnífico lo que voy leyendo. Una sugerencia ,¿no podrías poner el listado completo de los títulos que se quedaron fuera?.Gracias por tu labor como autor y divulgador.

Ms. Dupoil dijo...

A mi tambien me gusto mucho leer (prestado) el de steve pops. Recuerdo que el segundo no era tan bueno. Decadas despues tuve la suerte de poder comprarmelo.

Santiago García dijo...

Hola, Alberto. Gracias por tus palabras. Lo de poner el listado lo he pensado, pero me he echa para atrás dar a entender que con eso se cierran los posibles títulos. El listado sería muy fluido, así que prefiero intentar (subrayo lo de intentar) ir ampliando con algunos textos aquí. Ojalá pueda hacerlo, porque últimamente voy muy liado y no me sobra el tiempo, pero es la idea que me parece más interesante.

Ms. Dupoil, yo sólo conseguí ver en mi vida uno de los dos títulos de Steve Pops. El otro pertenece al reino del mito, al menos para mí. De hecho, es una conversación recurrente entre los que conocimos Steve Pops en aquella época. ¿Llegó a salir otro o sólo Operación Relámpago?

SMUROV dijo...

Hola Santiago.

Libro maravilloso. Este recorrido es casi una memoria sentimental. En muchos aspectos me identifico -esa época juvenil donde la poca pasta por lo general nos hacía valorar muchísimo los tebeos, esas dos ligas de tebeos caros (Tintín y compañía) y los baratos (superhéroes), etc-. Donde hablas de Tintín lo dejas bien claro al principio, saltas desde el principio a narrar tu peripecia vital con estos tebeos y nos enseñas ¡tu colección de incunables-

Te he hecho caso y lo estoy leyendo desordenadamente: qué dirá éste de los tebeos que adoro, qué dira de los que no me dicen nada y así.

Y disculpa que te lo mencione, en la parte de Harboiled he notado que el destacado muerde las dos columnas y se come a la María de Metrópolis y algo más. Los famosos duendes de la maquetación, supongo.

Bueno, pues enhorabuena. Sigo leyéndolo poco a poco, disfrutando, deseando que no se acabe. Por favor, piensa en hacer más volúmenes como este, con todos esos cómics que reconoces haber dejado fuera en la selección.

Gracias.

SMUROV dijo...

Ah, y yo también tuve que pedir prestado dinero a un amigo para comprar El regreso del señor de la noche, pero justo cuando sacaron el tomo en rustica que recopilaba los cuatro tomos. Fueron 1600 pesetas, creo recordar.

SMUROV dijo...

Pensaba que si no lo compraba en ese momento no lo conseguiría en la vida. Tenía 15 años.

Ms. Dupoil dijo...

Santiago
Perdona pero para contestarte he ido a buscar mi ejemplar. Es "Steve contra el Dr yes" y es el primer tomo. En la contraportada anuncian pronto "Operacion relampago. La edicion es del 67 y por lo que recuerdo era mucho mejor que Operacion.