lunes, 30 de abril de 2012

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 41: BANE


(PARTE DEL CAPÍTULO MONDO BATMAN)

BANE

Al final no fue el Joker, ni Catwoman, ni Dos Caras quien consiguió doblegar a Batman, sino un recién llegado, concebido con el objeto exclusivo de hacer pasar al Murciélago su hora más funesta, de manera semejante a como Doomsday había sido, poco antes, el ogro que aniquilaba a Superman. Bane es un genio del mal dotado de características clásicas. Criado (y templado) en una sórdida prisión en la imaginaria república caribeña de Santa Prisca, Bane es, probablemente, uno de los tíos más duros del mundo. Además de feroz, es extremadamente astuto, y posee el poderío físico de un elefante gracias a los torrentes de la droga “Venom” que surcan sus venas. Acompañado de una cuadrilla de ayudantes, se plantó en Gotham con la intención de hacerse el amo del cotarro. Visto y no visto, descubre la identidad secreta de Batman y monta todo el tinglado de “Knightfall” para acabar derrotando al Señor de la Noche en un duelo personal que culmina en una viñeta estremecedora en la cual le parte la espalda al héroe.

En 60 años de aventuras, ésta ha sido la derrota más completa y humillante de Batman.

Lo malo de ser el pistolero más rápido del Oeste es que cada día te desafía una docena de muertos de hambre que quieren hacerse un nombre a tu costa. Mantener la posición es difícil, y Bane pronto cayó, derribado por Batman-Jean Paul Valley. Protagonista absoluto de dos especiales (Batman: Vengeance of Bane Special 1, 1993, Chuck Dixon y Graham Nolan, que fue su primera aparición, y Batman: Vengeance of Bane II, 1995, de los mismos autores) y de una miniserie de cuatro números, Batman: Bane of the Demon (enero-abril 1998, de nuevo por Dixon y Nolan), últimamente anda asociado a Ra’s al Ghul, mientras los guionistas buscan cómo sacarle más provecho, pues resulta evidente que se trata de una valiosísima adición a la galería de archienemigos.

Bane ha aparecido también en la pantalla, tanto en la serie de animación como en el cine. Si en los dibujos no llevaba a cabo la campaña de conquista de Batman que realiza en los tebeos, resultando mucho menos amenazador, en Batman & Robin, donde lo interpretaba el malogrado culturista Jeep Swanson, queda reducido prácticamente a una mofa del personaje original, ahora convertido en mostruoso guardaespaldas de Poison Ivy.

lunes, 23 de abril de 2012

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 40: AZRAEL


(PARTE DEL CAPÍTULO MONDO BATMAN)

AZRAEL

Ocupar el puesto de Batman no es tarea envidiable, y es precisamente lo que le tocó a hacer a Azrael tras la derrota del Murciélago a manos de Bane, con el consiguiente mosqueo de Dick Grayson, que llevaba toda la vida preparándose para calzarse la capa y la capucha. Azrael fue concebido en una espectacular miniserie (Batman: Sword of Azrael, 1992) por Denny O’Neil y Joe Quesada, con el evidente objetivo de convertirle en jugador decisivo en la inminente saga de “Knightfall”. Jean Paul Valley es el último representante de los vengadores asesinos de la Orden de San Dumas, y como tal responde a “El Sistema”, una programación post-hipnótica que le convierte en una máquina de matar sin remordimientos cuando lo requiere la situación. Tras su conflictivo y breve período como Batman, al cual, visto que “El Sistema” mandaba más que el código moral del Murciélago, tuvo que poner fin violentamente el mismo Bruce Wayne ya recuperado, Jean Paul vive sus propias aventuras en Azrael, la serie mensual que desde 1994 escribe O’Neil y dibuja Barry Kitson.

lunes, 16 de abril de 2012

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 39: ARAÑA NEGRA


(PARTE DEL CAPÍTULO MONDO BATMAN)

ARAÑA NEGRA

Nunca fue un supervillano, sino un vehículo para ejercer algo muy de moda durante los 70: la “denuncia social” (de pacotilla, por supuesto). O, dicho de otra forma, la influencia de los “comics relevantes” en Batman, mezclados con un poco de blaxploitation. La Araña Negra (Detective 463, 1975) era Eric Needham, un yonqui que en el transcurso de un atraco mata a su propio padre. Esto le lleva, como es lógico, a hacerse un disfraz de superhéroe (que inevitablemente tiene que recordar al de Spider-Man) y emprender una guerra a muerte contra los traficantes. Las sucesivas reapariciones de la Araña han ido ligadas al sórdido mundo de la droga, siempre de actualidad, y han acentuado la vena trágica del personaje, que volaba en pedazos (¿o no?) en Shadow of the Bat 5 (1992). Era uno de los escasísimos personajes negros en la historia de Batman.

lunes, 9 de abril de 2012

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 38: ANARKY


(PARTE DEL CAPÍTULO MONDO BATMAN)

ANARKY

Personaje inventado por Alan Grant y Norman Breyfogle en 1989 (Detective 608), Anarky no es ni amigo ni enemigo de Batman, pero sí un peculiar elemento incendiario en la siempre inestable Gotham City. De connotaciones políticas evidentes, bajo la máscara de Anarky se oculta un adolescente, Lonnie Machin, empeñado en sabotear el sistema, lo cual le lleva a continuos conflictos con el Hombre Murciélago que nunca se resuelven satisfactoriamente para Batman, incómodamente alineado con las fuerzas represoras cuando tiene delante a Anarky. La habilidad con la que ha sido tratado por Grant ha multiplicado su potencial, y le ha llevado a protagonizar su propia miniserie en 1997.

lunes, 2 de abril de 2012

LA NOVELA GRÁFICA DESDE ARGENTINA

Me ha hecho ilusión encontrar esta lectura de La novela gráfica hecha desde Argentina: La Revisteria recomienda La novela gráfica.

LA NOCHE DEL MURCIÉLAGO 37: ALFRED


(PARTE DEL CAPÍTULO MONDO BATMAN)

ALFRED

En toda la saga de Batman sólo hay un personaje más importante que Alfred, y déjense de cábalas, me refiero al titular. Los Robin van y vienen, los Joker a veces se pasan de moda, el comisario hay quien lo ignora. Pero Alfred siempre está ahí, al lado de su señor, criándole desde que Bruce quedó huérfano (según algunas versiones) y sirviéndole como amo de llaves, médico y confidente desde que se dedica a la lucha contra el crimen (según otras). Alfred apareció por vez primera en Batman 16 (1943), y casi al mismo tiempo en las tiras de prensa y el primer serial cinematográfico. El Alfred original desempeñaba el papel de bufón: un mayordomo gordo y torpe con aficiones detectivescas adquiridas a través de sus continuas lecturas de literatura de misterio. Pronto se sometió a un severo régimen de adelgazamiento y fue perdiendo su vertiente charlotesca. Protagonista de sus propios casos durante los años 40 y 50, Mr. Pennyworth fue eliminado sumariamente por Julius Schwartz como parte de su “New Look” en 1964, pero tuvo que resucitarlo cuando la serie de TV lo popularizó en la persona del actor Alan Napier, seguramente el hombre más alto de Gotham City. En la actualidad, Alfred desempeña una función muy importante en Wayne Manor, como elemento básico para el equilibrio del señor de la casa, obsesionado por sus ocupaciones nocturnas. De hecho, el buen mayordomo abandonó el servicio durante el período posterior a la derrota de Batman a manos de Bane, para no asistir dolido a la autodestrucción de quien, más que su amo, es su mejor amigo. En las películas de Tim Burton y Joel Schumacher desempeña igualmente una función decisiva para dotar de unidad a las diferentes visiones de Gotham y su defensor que nos han ido mostrando, pues Alfred ha permanecido siempre inalterable en la figura del excelente actor británico Michael Gough. Extremadamente irónico en sus comentarios desde que Frank Miller hizo que se burlara continuamente de su envejecido patrón en The Dark Knight Returns, Alfred sirve igual para remendar una capa, preparar un exquisito refrigerio de urgencia y pilotar el Batplano en misión de apoyo. Y nunca le hemos visto pedir un aumento.